Economía

De cada 100 empleos en Ecuador, 25 corren el riesgo de automatizarse

Adicionalmente, el 35 % de los empleos puede transformarse por la tecnología. Muy pocos trabajadores de América Latina dominan herramientas digitales.

Imagen gettyimages-631893050
Las economías cada vez automatizan más sus procesos de producción para ganar eficiencia.AFP.

En momentos en que el confinamiento por la pandemia de COVID-19 incrementa el uso de herramientas digitales, los países deben desarrollar políticas públicas que lleven a los trabajadores a transitar hacia las tecnologías de la información.

Planta

La pandemia puede acelerar el proceso de automatización en las empresas

Leer más

¿Por qué? El 25 % de los empleos en países como México, Chile, Ecuador y Perú, corren el riesgo de automatizarse, dice un estudio de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) y el Banco de Desarrollo de América Latina-CAF, que fue publicado la semana pasada.

Según el análisis, aunque la transformación digital propiciará la desaparición, el cambio o la creación de algunos empleos, muy pocos trabajadores de América Latina y El Caribe dominan o usan herramientas digitales en el trabajo. Solo un tercio de los trabajadores en la región utilizaba las TIC en el trabajo semanalmente, en comparación con Europa, donde más de la mitad lo hacen.

Se considera que un puesto de trabajo tiene alto riesgo de automatización si entre el 50 % o 70 % de sus tareas puede automatizarse. Si bien existe el riesgo de que uno de cada 4 empleos desaparezcan, el 35 % de los empleos pueden transformarse por el uso de tecnología, dice el estudio.

“La crisis del coronavirus (COVID-19) pone de manifiesto que las políticas e instituciones deben garantizar que la transformación digital no deje en situación de desventaja a determinados trabajadores. Los poco cualificados, los que realizan ocupaciones con alto riesgo de automatización o los que han perdido su empleo suelen ser reacios a formarse o incapaces de identificar vías de capacitación pertinentes”, dice el documento denominado Perspectivas Económicas de América Latina 2020.

“Esperamos que más de 45 millones de personas adicionales caigan en la pobreza. La crisis socioeconómica hace que un nuevo modelo de desarrollo sea más urgente que nunca. La digitalización podría ser una herramienta poderosa para superar los desafíos estructurales de la región”, aseguró Alicia Bárcena, secretaria Ejecutiva de la Cepal.

Esperamos que más de 45 millones de personas adicionales caigan en la pobreza.

Alicia Bárcena, secretaria Ejecutiva de la Cepal

No obstante, el camino aún es largo para la región. El acceso a Internet, en particular, está lejos de ser universal: en 2018, el 68 % de la población de América Latina y El Caribe lo usó regularmente, casi el doble de la proporción en 2010, pero muy por debajo del promedio de la OCDE de 84 %.

Automatizacion

La robótica en la industria está en franco crecimiento: cinco consejos para Ecuador

Leer más

Además, mientras que el 75% de la población más rica de América Latina usa Internet, solo el 37% de la población más pobre lo hace.

La diferencia entre ricos y pobres es mucho mayor (casi 40 puntos porcentuales) en América Latina y El Caribe que en los países de la OCDE (menos de 25 puntos porcentuales), apuntó el estudio de los organismos.

Otros datos

  • Pymes: Las microempresas se han visto especialmente afectadas: es probable que 2,7 millones de ellas cierren, lo que implica la pérdida de 8,5 millones de puestos de trabajo.
  • Empleo: Al entrar en esta crisis, el 40 % de los trabajadores en las economías de la región no tenían acceso a ninguna forma de protección social y el 60 % trabaja de manera informal.
  • Educación: La región necesita nuevas inversiones masivas en educación y capacitación para equipar a los trabajadores con las habilidades digitales necesarias.