Actualidad

Directivos del IESS: La deuda del Estado pone en riesgo las prestaciones

El Gobierno hasta el momento no cumple con pagar la deuda que mantiene en cuanto a seguros de invalidez, vejez y muerte (IVM). 

Comisión de Derechos de los Trabajadores
Los directivos del IESS y BIESS comparecieron de manera virtual a la Comisión de Derechos de los TrabajadoresCortesía

La seguridad social en el país sigue en crisis. La comparecencia de los directivos del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y del Banco del  Afiliado (BIESS), a la Comisión de Derechos de los Trabajadores dejó más preocupaciones luego de conocer el informe que dieran sobre la situación y las estrategias financieras que se implementarán a fin de garantizar la liquidez de las instituciones a su cargo.

IESS+hospitales+públicos+pandemia

El Consejo del IESS ordena los primeros cambios en la dirección de la entidad

Leer más

César Rodríguez, director Ejecutivo de la Federación de Cámaras de la Pequeña Industria y vocal del Consejo Directivo del IESS, dejó en claro que los seguros de salud y de invalidez es en donde se produce el mayor déficit. Manifestó que en el 2019, el seguro de invalidez, vejez y muerte (IVM) tuvo gastos prestacionales de 4.322 millones de dólares. Los aportes fueron de 2637 millones.

“El valor que el gobierno realmente transfirió fue de 1.140 millones; y, la deuda que se registraría en el 2019, solo por el IVM, sería de 545 millones de dólares”, informó.

Afirmó que para el 2020 la realidad es más complicada, porque los gastos proyectados son de 4.460 millones de dólares, los aportes que debió haber colocado el Estado eran de 1.870 millones y solo se registró 1.377 millones con una diferencia de 493 millones.

Además, dijo que la deuda no negociada con el Estado, en abril 2020, es de 1.500 millones de dólares en el tema de pensiones y el Ministerio de Finanzas aún no informa de qué manera y cuándo los cancelará.

En cuanto al seguro de salud, expresó que en el 2019 tuvieron una afectación de un gasto presupuestado de 2.300 millones de dólares. La deuda que tendría el Estado sería de 477 millones; y, los aportes a la seguridad social estimada, considerando al COVID - 19 es de 1.546 millones.

“La deuda no negociada con el Estado a abril 2020 asciende de 3.826 millones. Las proyecciones de desinversión de Biess por seguro de invalidez, vejez y muerte es 1.577 millones. El próximo año tendrá situaciones muy complejas para cubrir los temas de salud”, puntualizó Rodríguez.

De su parte, Carlos Vinicio Troncoso, gerente general del Biess, informó que mantienen 20. 341 millones de dólares en ahorros previsionales, que no llega a ser, sino una cuarta parte del Producto Interno Bruto (PIB). Explicó que ese es el nivel de descapitalización que ha ido teniendo el Sistema de Seguridad Social ecuatoriano, a lo largo de los años,. “En los últimos estudios actuariales, el déficit de los últimos 15 años es de aproximadamente de 21 mil millones de dólares”, puntualizó.

Informó que han recuperado liquidez, fruto del mejor recaudo de las planillas del aporte patronal; y, porque no ha existido requerimiento de créditos por parte de los afiliados, es decir, que bajó la solicitud de préstamos, a la mitad. Por tanto, han recuperado liquidez, en un total de 635 millones de dólares al cierre de mayo.

TRONCOSO+BIESS

El Biess, como botín político, “se fraguó desde sus inicios”

Leer más

Sostuvo que al momento hay 25.000 afiliados con préstamos, pero que la proyección que tienen es que habrá 25 mil afiliados adicionales que necesiten refinanciar sus créditos, por lo que están trabajando en soluciones de pago, preparando toda la estructura del banco para atender entre dos mil a dos mil quinientas operaciones de refinanciamiento cada mes.

Además, Troncoso abrió el debate en cuanto a la estructura directiva que tiene el Banco del Afiliado. Afirmó, que actualmente quien preside el directorio es el Ministro de Finanzas, lo que es incompatible, por que el Gobierno es el mayor deudor de la seguridad social y está al frente y es quien toma las decisiones, situación que a su criterio es improcedente, y pidió a los asambleístas de la Comisión de los Trabajadores que trabajan las reformas a la Ley de Seguridad Social que cambien este aspecto.

“Quienes deben estar formando parte del directorio son los afiliados que son quienes deberían ser participes de las decisiones que se toman con su dinero”, sentenció Troncoso.

En tanto, Jorge Wated, presidente del Directorio del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), indicó que trabajan con el Ministerio de Finanzas para que el Estado pueda ponerse al día con el pago del 40 % del aportes que se dejó de pagar durante el Gobierno anterior.

Explicó que un estudio actuarial determina un IESS con sostenibilidad hasta el 2035, por lo que se realizará un trabajo profundo con el frente financiero que permita ampliar ese tiempo de sostenibilidad. Por otro lado, manifestó que se está pensando en una reestructura total del funcionamiento del Instituto con reformas estructurales.