Actualidad

Diálogos urgentes para frenar una inminente ruptura legislativa

El acuerdo entre CREO y Pachakutik sufre una tensión en los últimos días. El Ejecutivo emprende cruzada para no perder aliados e ir sumando a otros

Un acuerdo que se mantiene, aunque pendiendo de un hilo. La búsqueda de acercamientos entre el Ejecutivo y el Legislativo se intensificó ayer, luego de que el bloque de Pachakutik, a través del coordinador del movimiento, Marlon Santi, anunciara que no apoyarán, al menos, tres iniciativas que son fundamentales para el Gobierno.

En la lista está la proforma presupuestaria 2021 y las reformas tributaria y laboral que el presidente Guillermo Lasso prevé enviar a la Asamblea Nacional la semana entrante, en medio de un ambiente tenso entre las dos funciones.

Entrevista- Llori- Asamblea

“Los juicios por peculado que he tenido los libré en las cortes”

Leer más

Tras el anuncio, comenzó el movimiento. Rafael Lucero, jefe de la bancada de Pachakutik, le dijo ayer a EXPRESO que asesores del Ministerio de Gobierno lo contactaron con el objetivo de mantener un diálogo y que estaba a la expectativa de que le confirmen fecha y hora.

Pero mientras esperaba la confirmación seguían llegando noticias que iban llenado de desconfianza a los legisladores, no solo del movimiento indígena, sino de todas las bancadas. Tanto el presidente Lasso como la ministra de Gobierno, Alexandra Vela, pusieron en el tapete la posibilidad de llamar a una consulta popular si las propuestas eran obstaculizadas en la Asamblea.

“Al interno de la Asamblea existe aún acuerdo legislativo. Pero no vamos a permitir que una ministra salga y diga que se le está obstaculizando, ¿Qué estamos obstaculizando si no han presentado proyectos de ley? Apenas han entregado una Ley de Comunicación, una reforma a la Educación Superior y la proforma presupuestaria. Tres cosas en 100 días”, señaló Lucero.

Quien también estaba ayer a la espera era el jefe de la bancada del movimiento CREO, Juan Fernando Flores, de poder dialogar con Lucero para que sea él quien ratifique o rectifique lo dicho por Santi. Mientras eso no suceda el movimiento oficialista entiende que el acuerdo se mantiene en los términos que ha tenido hasta ahora.

“Si hay que hacer un proceso de revisión de en qué punto estamos, nosotros estamos siempre abiertos. Las líneas rojas las conocíamos desde el inicio: hay un 70 % de cosas que las compartimos a plenitud con Pachakutik y la Izquierda Democrática y un 30 % de líneas rojas y este es el momento de empezarlas a debatir”, señaló Flores.

Mientras dialogaba con este Diario, apareció Lucero y Flores aprovechó para decirle que le seguía esperando para conversar. Sin embargo, el asambleísta de Pachakutik siguió de largo junto a la presidenta de la Asamblea, Guadalupe Llori, quien había salido para recibir a un grupo de simpatizantes.

Antes, ante los medios de comunicación, Lucero conminó a Flores a que le “diga a su presidente que baje las aguas, que nos sentemos a conversar, que dejen de botar lodo con ventilador a esta Asamblea”, si hay el interés de sostener un acuerdo legislativo.

Quienes no quieren ser “barajados” nuevamente son los socialcristianos que, pese a la ruptura política con CREO no se cierran a la posibilidad de apoyar todas las iniciativas que estén acorde al pacto que falló entre las dos organizaciones políticas precisamente por el control de la Asamblea.

Luis Almeida, jefe de bloque encargado del Partido Social Cristiano (PSC), reconoció ayer que hace dos semanas recibió un llamado desde el Gobierno para conversar y que la decisión es que cualquier diálogo se lo haga de forma pública cuando las autoridades vayan al parlamento. Almeida recordó que en algunas votaciones ya han coincidido con CREO.

Guadalupe Llori, agosto 2021

PK y el correísmo: algo más que un romance de verano

Leer más

Con un perfil más bajo, pero con la misma intensidad, los acercamientos del oficialismo también se han dado con la alianza Unión por la Esperanza (UNES). Aunque ningún asambleísta del correísmo se ha pronunciado al respecto, Flores confirmó que con ellos también se están buscando conexiones para sacar adelante los planes del Ejecutivo.

Llori: “de todo lo que está pasando le culpan a la Asamblea”

A los exteriores de la Asamblea Nacional llegaron ayer dos grupos de ciudadanos; unos para apoyar a la presidenta Guadalupe Llori y otros al asambleísta Fernando Villavicencio.

Fue necesaria la presencia de un contingente antimotines de la Policía Nacional para separar a los movilizados y evitar incidentes.

Villavicencio se manifestó ante las personas que llegaron a apoyarlo y aseguró que continuará en su labor fiscalizadora dentro y fuera del Legislativo.

“Los asambleístas corruptos que han negociado cargos deben irse a la casa y otros a la cárcel. A mí no me van a quebrar ni me van a amenazar. Estoy para fiscalizar las más grandes pillerías de esta patria”, señaló.

Del otro lado, la mayoría simpatizantes de Pachakutik, levantaban consignas en contra de Villavicencio y lo acusaban de estar detrás de una campaña de desprestigio a la Asamblea y en especial a su presidenta.

Guadalupe Llori lamentó que la supuesta campaña de desprestigio en su contra salga del interior de la institución y recordó a sus simpatizantes que quien debe responder por la obra pública, la reactivación de la economía del país, es el Ejecutivo. “Hay que poner las cosas en su puesto, a veces no hay reactivación económica y le culpan a la Asamblea. De todo lo que está pasando, culpa de la Asamblea”, señaló.