Actualidad

“Los juicios por peculado que he tenido los libré en las cortes”

Entrevista a Guadalupe Llori, presidenta de la Asamblea Nacional. Antes fue alcaldesa de Puerto Francisco de Orellana y prefecta de Orellana

Entrevista- Llori- Asamblea
La presidenta de la Asamblea Nacional cree que es momento de dar la vuelta a la página a las pugnas internas.Henry Lapo/EXPRESO

La Asamblea Nacional cumple hoy 100 días de haber tomado posesión, en medio de un ambiente de conflictividad interna, lo que ha generado en la ciudadanía la percepción de que está camino a ser incluso menos aceptada que el anterior Legislativo, que terminó con cifras en rojo.

De la Guadalupe Llori que hace unas semanas salió a calificar de “negligente” al asambleísta Fernando Villavicencio y a defenderse con vehemencia de sus acusaciones, no queda casi nada. En diálogo con EXPRESO, la presidenta de la Asamblea Nacional se mostró conciliadora, capaz de olvidar y perdonar a sus adversarios políticos, incluso a aquellos que la persiguieron por años.

Llegaron a la Asamblea con el objetivo de mejorar la imagen de la institución y están logrando lo contrario. ¿Qué está pasando?

Estamos en una Asamblea diversa, plural y ha sido un poco difícil ponernos de acuerdo. Sin embargo, siempre he respetado las opiniones, hemos dado espacio a las bancadas y eso ha hecho que vayamos recuperando la institucionalidad y gobernabilidad. Ha habido pronunciamientos internos buscando el desprestigio de la institución y su presidenta, pero hemos superado incluso esos problemas y lo mejor es perdonar y decir ‘hasta aquí’.

¿Ha hablado con el asambleísta Villavicencio para invitarlo a dar vuelta a la página?

Hemos conversado y de verdad ahora estamos de manera conjunta sacando adelante los temas más importantes del país. Estas cosas (las discusiones) ya están superadas.

Bella Jiménez

La Asamblea se pronuncia sobre la situación de Bella Jiménez, tras denuncias de corrupción

Leer más

Es decir, ¿no presentará la queja por violencia política que había anunciado?

No, porque en la política ecuatoriana debemos aprender a perdonar y estar juntos para cosas más importantes para el país y no quedarse en pequeñas peleas.

Los 137 asambleístas estábamos esperando la olla de grillos que dijo Fernando Villavicencio que abriría el excontralor Pablo Celi el día del juicio político, pero nunca se abrió.

Si en realidad la flota de autos de la Asamblea está en mal estado, ¿en algún momento se podría retomar el proceso de compra de unidades nuevas?

Pese a que he constatado que el parque automotor está deteriorado, insisto, nunca ordené iniciar un proceso de adquisición de vehículos de alta o baja gama, porque además no hay los recursos. Ahora, si algún rato llega a haber recursos en el Ministerio de Finanzas, no tendríamos ningún problema en adquirirlos, porque el vehículo es una herramienta de trabajo y es seguridad para las autoridades.

¿Es lo único deteriorado en la Asamblea o hay algo más?

Está en pésimas condiciones todo lo que es el equipamiento, las computadoras, iPads. No estamos trabajando en las mejores condiciones, pero tampoco hay recursos para esas adquisiciones. Estamos pasando un momento crítico en cuanto a sistemas y vehículos. Se necesitan recursos, pero no existen. Entonces, para qué hacernos ilusiones.

Pese a eso, el anterior presidente, César Litardo, dejó haciendo una compra de pasajes de avión por 287 mil dólares. ¿Ha podido investigar eso?

La administradora general de la Asamblea me explicó que se hizo esa contratación por la transición y se iba a requerir de pasajes porque muchos asambleístas son de provincia. No se ha dado ningún anticipo, sino que se va pagando de acuerdo al servicio entregado, es contra entrega. No ha habido ningún recurso para este tema que haya salido de la Asamblea, pero en los próximos días procederemos a cancelar, previo informe, los pasajes usados. No veo nada malo en el tema, es un acto administrativo necesario.

Una glosa no significa robo. Es un proceso en el que hay la oportunidad de justificar si se puede, y si no lo hace debe hacer la devolución respectiva, incluso con intereses.

La Contraloría envió a la Comisión de Fiscalización información con glosas en su contra de cuando fue prefecta de Orellana. ¿Qué dice al respecto?

No es verdad, eso lo he aclarado. No tengo ninguna glosa con indicios de responsabilidad penal. Sí me preocupó que el asambleísta Villavicencio expuso una denuncia maliciosa y falsa que interpusieron dos sujetos de dudosa procedencia y que fue acompañada con un informe de la Contraloría. Pero es información tardía, porque por ese caso tengo una sentencia de 2008 en la que soy declarada inocente, gano el juicio y soy sobreseída. Ese juicio viene de 2007 cuando el expresidente Rafael Correa me persiguió, acusó y encarceló.

Juicio político al excontralor Pablo Celi, 16 ago. 21

Jucio político a Pablo Celi: el correísmo pide una purga

Leer más

La información también habla de sanciones administrativas y órdenes de reintegro. Si no es verdad, ¿pidió una rectificación a la Contraloría?

Bueno, las sanciones administrativas son procesos en los que uno puede liberarse mostrando los justificativos, son parte del proceso y ahí no hay órdenes de reintegro. No son glosas con indicios de responsabilidad, como me acusaron frente al país. No es justo que digan eso de una autoridad solo por desprestigiarla.

¿Alguna de sus glosas fue desvanecida en la Contraloría?

Absolutamente no, yo las he librado en las instancias legales correspondientes. Los cuatro juicios que me pusieron por la persecución de Correa por peculado los libramos en las cortes. Hubo otro juicio que duró 14 años y lo gané en casación. Y ya no tengo nada más.

He pedido un informe de los bienes que tiene la Asamblea para saber qué recibo y qué dejo como presidenta. También, un análisis del número de empleados.

Al correísmo le molestó que usted hablara de persecución en la rueda de prensa a la que llegaron para apoyarla.

Me tocó decirlo, porque no puedo ocultar los hechos como se dieron. Traté de no hacerlo, pero el tema que estaba siendo denunciado es de 2007 cuando fui encarcelada y los informes corresponden a esa etapa. Luego de eso, hemos estado con los legisladores de Unión por la Esperanza (UNES) en el tema del juicio político contra el excontralor Pablo Celi, en reuniones de bancadas. Hemos tenido conversaciones, porque mi problema con el expresidente Correa está superado, y el problema fue con él, no fue con UNES ni con los asambleístas.

¿Y con el presidente Guillermo Lasso cómo está la relación?

Mi relación con el presidente Lasso es muy buena, estamos siempre coordinando y articulando el tema del Legislativo, el tema del Ejecutivo. Siempre participo de las reuniones del Consejo de Seguridad Nacional. Conversamos mucho y nos ponemos de acuerdo en algunos temas. Hasta ahora no tenemos inconveniente.

Nathalie Viteri

La conjura de los zafios

Leer más

¿Existe todavía un acuerdo legislativo?

En la Asamblea Nacional, de manera legislativa, tenemos el acuerdo.

Otra crítica a su gestión es que nunca está en las votaciones importantes, como para censurar a Celi, o cuando se aprobó la resolución sobre el Ciadi. ¿Está evadiendo los temas complicados?

No los evado, pero cuando se votó lo del Ciadi estuve en Guayaquil por invitación de la alcaldesa Cynthia Viteri, por las fiestas de la ciudad, algo que acepté con anticipación. Y luego viajé a Orellana, porque teníamos un evento al que el presidente Lasso dijo que iría (finalmente no fue). En el transcurso de esa jornada se puso ese tema en el orden del día, pero estaba camino a Orellana. En el juicio político estuve todo el día, no omití un momento, pero el presidente Lasso llamó a una reunión del Consejo de Seguridad a las 18:00, justo cuando se mocionó la votación, y por eso no pude estar.