Actualidad

La democracia del país se mantiene ‘defectuosa’

Ecuador tiene aún falencias en cultura política y funcionamiento de instituciones. Antes de 2017, estaba en escala más baja

Foto Indice
Unos de los parámetros que mide The Economist en su índice es la posibilidad de celebrar elecciones justas y libresArchivo/Expreso

De mitad de tabla para abajo. Pese a los avances alcanzados, el sistema democrático ecuatoriano todavía registra falencias en temas como la cultura política y el funcionamiento del Gobierno y sus instituciones, lo que le impide convertirse en una democracia plena a escala mundial.

lENÍN MORENO

La aprobación de Moreno cae desde agosto, según líderes de opinión de la región

Leer más

La Unidad de Inteligencia de The Economist dio a conocer su estudio sobre el Índice de Democracia 2019 y ubica a Ecuador dentro de las denominadas “democracias defectuosas”, puesto que ha mantenido en las últimas tres mediciones, desde cuando Lenín Moreno asumió el poder.

Antes de 2017, el país se encontraba en una escala aún más baja, en el grupo que The Economist denomina como “democracias híbridas”, es decir aquellas en las que teniendo elecciones estas suelen no ser justas y transparentes; hay presión desde el Gobierno hacia los partidos y actores de oposición; la corrupción tiende a ser generalizada y hay hostigamiento sobre los periodistas y la prensa en general.

El estudio internacional que busca proporcionar “una instantánea” de la democracia en el mundo analiza la situación en 165 países y dos territorios con base a cinco parámetros: procesos electorales y pluralismo; el funcionamiento del gobierno; la participación política; la cultura política; y las libertades civiles.

THE ECONOMIST
EXPRESO

En términos generales, Ecuador se ubica en el puesto 67 de la escala global y 13 escalones por debajo de otros países de la región en donde los mejores ubicados son Uruguay, Costa Rica y Chile que están en el grupo de las denominadas democracias plenas. También nos superan Colombia, Perú, Brasil y Argentina que se ubican entre las democracias imperfectas.

IMG_6001

Políticas invitan a más mujeres a participar en las próximas elecciones

Leer más

En su análisis, The Economist señala que la situación de la democracia en América Latina se estancó el año pasado y en algunos casos se registran retrocesos mínimos, especialmente por las protestas sociales que se produjeron en Bolivia, Chile, Colombia y Ecuador a inicios de octubre, que estuvieron lideradas por el movimiento indígena.

“Los impulsores de estas protestas variaron desde personas que se oponían a medidas económicas y de austeridad; casos de corrupción y resultados electorales”, señala el informe que recuerda que en el caso ecuatoriano el estallido se produjo por el incremento en el precio de los combustibles.

El documento describe a las democracias defectuosas como aquellas que tienen elecciones libres y justas; se respeta y garantiza la libertad de los medios de comunicación y las libertades civiles básicas.

Sin embargo, existen debilidades marcadas en otros aspectos que fueron tomados en cuenta para elaborar esta calificación, como los problemas de gobernanza, una cultura política poco desarrollada y una participación ciudadana en política muy baja.

Veto ley electoral

La ley electoral va a escrutinio

Leer más

Un año lleno de obstáculos

The Economist señala en su informe, que 2019 es el peor año para la democracia desde que empezó a elaborar su índice en 2006.

Incluso coloca a Estados Unidos dentro de la categoría de democracias defectuosas. Chile, por su parte, pese a las protestas sociales ascendió a democracias plenas.