Los cuerpos extraviados, un caso que cerrará sin decoro

  Actualidad

Los cuerpos extraviados, un caso que cerrará sin decoro

Las familias que aún buscan los cadáveres de sus parientes consideran que la inhumación no fue digna. El 8 de abril se culmina la fase de investigación

BOVEDAS DE MUERTOS POR (7974895)
Las personas acuden para visitar a sus familiares. Los no identificados quedan relegados de las flores y los recuerdos.MIGUEL CANALES

Con lápidas sin nombres y con el cemento fresco culminó la inhumación de 48 cuerpos sin identificar de personas víctimas por COVID-19 en el 2020. Una diligencia que se realizó sin presencia de ninguno de los familiares que, dos años después, siguen en la búsqueda de los cadáveres extraviados de sus parientes.

Para ellos, esta acción es un cierre que no respetó la dignidad de los fallecidos ni de las familias que buscan cerrar este ciclo. Además, expertos advierten que los plazos de la investigación están por terminar y podrían dejar en la impunidad la negligencia hospitalaria durante la etapa más crítica de la pandemia en el 2020.

“No fui informada”, indica Shirley Cajas, hija de una de las personas con su cuerpo perdido. Además, dice que, tal como se hizo la sepultura, no se respetó la memoria de su padre ni de ninguno de los cuerpos extraviados y sus familiares. “Para nadie es digno que se haga algo así”, puntualiza Shirley.

CASOEl 8 y 9 de abril de 2020, Jorge Wated y Pedro Pablo Duart denunciaron a Fiscalía el incumplimiento de los protocolos de manejo de cadáveres.
Entierro de cuerpos extraviados

51 cuerpos sin identificar son enterrados en secreto

Leer más

“Ya están dejando la pandemia, ya se está yendo poco a poco, cada cosa la van apagando”, continúa Shirley y recuerda que en julio de 2021 ya le hicieron los exámenes de ADN para ver si alguno de los cuerpos sin identificar pertenecía a su padre.

Sin embargo, señala que Criminalística le dijo que el hospital de Monte Sinaí no había entregado la información completa. “Incluso me dijeron que había registro de salida de mi papá, que salió caminando del hospital”, añade Shirley.

Asimismo, al consultarle si asistiría a una ceremonia que conmemore a los no identificados, explicó que no iría, porque “no le voy poner flores a alguien que no sé si es mi papá o no”. También destaca que hasta que no le digan dónde está su padre, no irá a ningún cementerio y denuncia que el Estado le debe respuestas.

Por otro lado, Laura Lindao, también hija de una persona con su cadáver extraviado, indica que no la llamaron para informarle que los cuerpos iban a ser inhumados. “Ni siquiera me han avisado para volver a verificar con los exámenes biológicos que tienen de cada cuerpo”, destaca Laura.

BOVEDAS DE MUERTOS POR (7974885)
Anónimos. Las lápidas están sin nombres ni fechas de nacimiento. Solo se distinguen por el gris del cemento fresco.MIGUEL CANALES

“No me parece que lo hayan hecho así, como perritos”, dice Laura y señala que “me duele mucho. No saben cómo es nuestra vida luego de la desaparición de mi papá”. Incluso, según cuenta Laura, demandó al Estado por el caso de su padre, sin embargo, “eso reposa en la Fiscalía. Ni el detective que me entrevistó está ya”.

Al igual que Shirley, Laura indica que la forma en que se sepultó a los cadáveres “no cierra nada”. Es más, señala que “esto recién empieza” y que el Gobierno debe hacer todos los esfuerzos para darle un cierre digno a los cuerpos sin identificar.

Por su parte, la subdirectora del Servicio Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, Gabriela Díaz, en entrevista con EXPRESO señala que la notificación de la diligencia no depende de su institución. “Puedo decir que Fiscalía sí lo hizo (notificar) a todas las partes procesales, incluyendo al representante legal de las familias”, explica Díaz.

No me parece (la inhumación). No estoy de acuerdo que los hayan sepultado así, como perritos.

Laura Lindao, hija de persona con su cuerpo extraviado.
MORGUE BUSCAN CADAVERE (7455198)

Fallecidos por COVID-19 sin reclamar serán inhumados

Leer más

Asimismo, indica que hay siete cuerpos que tienen pendiente diligencias por parte de Fiscalía, pero que una vez tengan los documentos habilitantes se procederá a la inhumación.

“Se garantiza que se agotaron todos los métodos técnicos de identificación”, explica Díaz y destaca que se podrá consultar los estudios antropológicos post mortem y el perfil genético de los cuerpos en futuros cotejamientos.

Por otro lado, el abogado penalista Joselito Argüello indica que aunque la sepultura no deja sin efecto la investigación, el caso puede quedar en la impunidad por estar casi cumplido el plazo de la instrucción fiscal. “A esta fecha, ya dos años, estaría por fenecer la acción investigativa en fase preprocesal”, explica y añade que implica que no se han determinado los posibles responsables.

Así hagan una ceremonia (para los no identificados), no iría. No voy a llorar a cualquiera.

Shirley Cajas, hija de persona con cuerpo extraviado.

Sin embargo, señala que se podría reabrir el caso, siempre y cuando haya nuevos elementos a considerar. Esto “en cuanto el ejercicio de la acción no haya prescrito”. Es decir, que no haya pasado el tiempo suficiente como para que la Fiscalía ya no esté en condiciones para seguir investigando.

Sobre la inhumación de los 48 cuerpos, Argüello hace hincapié en que “es un acto que atenta contra la dignidad humana”. Además, indica que esto es responsabilidad tanto del gobierno de Lenín Moreno como el actual y que “no se hizo nada” para que los familiares sepan definitivamente que sus muertos descansan en paz.