Los contratos irregulares se propagaron en el Teodoro Maldonado

  Actualidad

Los contratos irregulares se propagaron en el Teodoro Maldonado

Además del uso de los convenios de pago, la Contraloría detectó sobreprecios en un 900 % antes de la pandemia. Halló pagos en exceso a personal del hospital

Teodoro 3
El pasado 16 de octubre el fiscal César Suárez se llevó documentos del Teodoro Maldonado como parte de una investigación por peculado.Cortesía

Los contratos con irregularidades no dejan de aflorar en el hospital del IESS Teodoro Maldonado Carbo de Guayaquil. Tras la intervención emergente que el contralor Pablo Celi anunció en febrero de este año luego de detectar el mal y descontrolado uso de convenios de pago para la compra de insumos médicos, tres auditorías han encontrado más anomalías que confirmarían la existencia de una red de corrupción que, según la Fiscalía, funcionaba en aquel centro médico desde, al menos, 2018. Dos años antes de la llegada de la pandemia.

Esta vez, la Contraloría ha hallado sobreprecios hasta en un 900 % en la adquisición de materiales para enfermería, terapia respiratoria, farmacia, diagnóstico y tratamiento dentro de contratos que suman los 2,1 millones de dólares. Precios que se basaron en varias proformas sobrepreciadas, según la comparación que se realizó con otras facturas por la compra de los mismos insumos en ese y otros hospitales del país, y en proformas falsas, pues el representante de una de las empresas emisoras aseguró a Contraloría que esa factura borrador nunca fue elaborada ni emitida por nadie de su compañía.

AUDIENCIA CASO ABDALA (32575569)

Los convenios de pago entran también en el caso Bucaram

Leer más

Esa compra, según se pudo determinar, tiene una diferencia injustificada de 1,2 millones de dólares.

Resultados de auditorías de Graficos Nacionales

Pero no es lo único. En marzo de 2018, el Teodoro Maldonado Carbo adquirió insumos para enfermería. Para sustentar la contratación, el área de enfermería indicó que se encontraban en stock cero y crítico, aunque en bodega habían saldos de hasta 8.200 unidades, contradiciendo el sustento de la necesidad, que es la base para contratar por emergencia y eludir los controles rutinarios.

Pese a existir miles de insumos, la compra se aprobó y el hospital del IESS pagó a la compañía Tradeoffice S.A. un anticipo de 295.000 dólares y le concedió dos prórrogas para entregar los insumos. Situación que nunca se dio y, por el paso del tiempo y el vencimiento de las pólizas, nunca se pudo recuperar el dinero entregado.

También se detectaron sobreprecios en la compra de insumos para el tratamiento de pacientes con insuficiencia aguda y crítica por 302.692 dólares, frente a los presupuestos de otros proveedores; en la adquisición de materiales de cirugía endovascular por 202.714 dólares y por 1,3 millones de dólares en insumos de enfermería para un año.

En total, la Contraloría estableció una diferencia de 5,3 millones de dólares en las adquisiciones para el primer cuatrimestre de 2019.

Además de las compras, el dinero asignado al hospital se iba en pagos en exceso o a personal que ya no trabajaba en ese lugar.

El Teodoro Maldonado acreditó sueldos a 18 exfuncionarios “sin que se evidencie las gestiones realizadas para recuperar ese dinero” y doble remuneración a otros 19 trabajadores, lo que generó pérdidas por otros 63.830,37 dólares, de los cuales 9.726,72 dólares aún no se han podido recuperar.

Audiencia Jairala

La Fiscalía vincula a exgerente del Teodoro Maldonado en caso de peculado

Leer más

EN DETALLE

Más anomalías. La Contraloría incluye en este primer informe sobre la intervención emergente a las irregularidades en la adquisición de válvulas respiratorias descartables. Ese contrato fue tumbado por el Sercop y provocó que el hospital enfrentara la pandemia con 25 ventiladores dañados, como lo contó EXPRESO el pasado 28 de septiembre.

El perjuicio. El presidente del directorio del IESS, Jorge Wated, dijo a este Diario a mediados de junio que contratos por al menos 10 millones de dólares del Teodoro Maldonado habían sido enviados directamente a la Fiscalía tras detectar irregularidades. “Eso, solo en ese hospital, donde tenemos una situación complicada”, dijo.

Las acciones. Según el director provincial del IESS, Ricardo Ron, los sobreprecios se gestaban en los estudios de mercado de cada hospital. Ron asegura que ya no es posible realizar compras con sobreprecio en ningún centro del Seguro Social, pues han implementado un doble control en las compras de insumos.

Investigaciones. La Fiscalía ha abierto al menos tres investigaciones por peculado y delincuencia organizada por las compras en el Teodoro Maldonado.