La Contraloría señala al IESS y al MSP por la falta de control de sus farmacias

  Actualidad

La Contraloría señala al IESS y al MSP por la falta de control de sus farmacias

Fallas en inventarios y productos caducados son los hallazgos del ente de control 

20220316_111336 Compra de medicinas_IESS
Hallazgo. Los funcionarios del Iess y del MSP no realizaron los trámites para el canje de productos caducados. Nelson Tubay

Los hospitales del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y del Ministerio de Salud Pública (MSP) carecen de un adecuado sistema de inventario en las bodegas y farmacias y hay irregularidades en la adquisición de los fármacos, lo que ha ocasionado el desabastecimiento en las unidades médicas.

A esta conclusión llegó la Contraloría, luego de analizar 77 informes sobre la gestión de los centros de salud entre 2013 y 2021. 

20220316_103443IESS_Compra de medicinas

La compra de medicinas suma otra vía también cuestionada

Leer más

Las inconsistencias incluyen un mal manejo de los registros. Además, hay desconocimiento de la cantidad de fármacos e insumos disponibles y falta de información sobre su uso y destino.

“Los funcionarios del IESS y del MSP no realizaron los trámites para el canje de productos caducados o próximos a caducar”. Tampoco los almacenaron en espacios adecuados, que aseguren su conservación y vida útil, y no realizaron gestiones para recuperar préstamos a otras dependencias. Todo esto repercute en la atención adecuada de los pacientes. 

Las omisiones en el momento de adquirir los fármacos son: las comisiones conformadas para la calificación no verificaron el cumplimiento de requisitos mínimos, ni la veracidad de la documentación que respaldó las ofertas.

"Las omisiones provocaron que se adquieran medicamentos sin certificaciones ni registros sanitarios. Los proveedores no contaron con permisos de funcionamiento y no garantizaron la calidad de los insumos, conforme a la normativa establecida por la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa)". 

Según la Contraloría, la tercera falencia más común son la falta de cumplimiento de los contratos. Esto incluye retrasos en la ejecución, aprobación injustificada de prórrogas, fármacos que incumplieron las especificaciones técnicas y contratistas que no entregaron todos los productos. "En estos casos las instituciones públicas no aplicaron las multas establecidas en los contratos, afectando los recursos institución"