El CNE tiene 72 horas para responder la objección de Pachakutik

  Actualidad

El CNE tiene 72 horas para responder la objección de Pachakutik

Denuncian inconsistencias en más de 16.000 actas de escrutinio en el país.  Guayas encabeza los documentos con sospechas y piden un recuento del 100 %

Marcha- indígenas- CNE- Yaku
Movilización. Antes de objetar los resultados electorales, Yaku Pérez encabezó una marcha que partió desde el sur de Quito y llegó hasta el CNE.Ángelo Chamba / EXPRESO

El Movimiento Plurinacional Pachakutik objetó ayer oficialmente ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) los resultados de las elecciones del 7 de febrero pasado, para la dignidad de binomio presidencial.

Los dirigentes indígenas, con el candidato Yaku Pérez Guartambel a la cabeza, llegaron la tarde del martes al organismo electoral con 12 cajas que contenían algo más de 16.000 actas, dijeron, con presuntas inconsistencias que se habrían registrado a nivel nacional.

Indígenas

Cerca de 6.500 miembros de las fuerzas de seguridad para control de protesta indígena

Leer más

El mayor número de reclamos llegaron desde Guayas. Tres cajas contenían los documentos con sospechas de la provincia. Pérez exige que se haga el 100 % del recuento de votos de esa localidad.

El resto corresponden a Los Ríos, Santo Domingo de los Tsáchilas, Pichincha, Chimborazo, Azuay, Manabí, Esmeraldas, entre otras. Con las actas entregadas, Pachakutik espera que el CNE dé paso a su otro pedido: que se vuelva a contar el 50 % de los votos de 16 provincias más.

“No son 100 ni 500 actas, tenemos cajas repletas de documentos con inconsistencias. Hemos encontrado diferentes irregularidades: en varias Juntas Receptoras del Voto (JRV) hay 180 votos para asambleístas pero para candidatos a la presidencia solo 85; en algunas de Azuay tengo 157 votos en mesa, pero ni uno solo en el acta y cada vez vemos que hay cambios en el sistema”, aseguró Pérez.

El reclamo electoral, con las pruebas, fue receptado por el secretario del CNE Santiago Vallejo. Ninguno de los consejeros electorales se hizo presente en esta entrega. Fue necesaria la presencia de un importante número de funcionarios electorales para contar las actas y certificar la entrega de las mismas.

Pero antes de dirigirse al Consejo Nacional Electoral, Pérez junto a dirigentes como Salvador Quishpe, Lourdes Tibán, Jorge Herrera y Marlon Santi, coordinador de Pachakutik, participaron en una marcha que partió desde el sector de Cutuglahua, en el extremo sur de Quito.

La movilización llegó un día antes de Cotopaxi y es la misma que salió desde Loja el 17 de febrero, luego de que el CNE no dio paso a la solicitud del brazo político del movimiento indígena de hacer un recuento masivo de votos y de que se rompiera el acuerdo entre Pérez y Guillermo Lasso, de la alianza CREO- Partido Social Cristiano.

La segunda parada que hizo ayer la marcha en Quito fue el parque El Arbolito que está ubicado en el centro-norte de la capital y se ha convertido en el epicentro de las concentraciones y manifestaciones indígenas desde los primeros levantamientos.

Ahí Pérez dijo que por cada acta inconsistente se le estaría perjudicando entre dos y tres votos y que en el supuesto fraude habrían intervenido componentes del sistema informático. Por eso, antes de ir al CNE, presentó una nueva denuncia ante la Fiscalía General del Estado para que se haga una auditoría al software utilizado en el escrutinio electoral.

CNE 22

El CNE bloquea el pedido de Contraloría para auditar el sistema electoral

Leer más

El dirigente de la Ecuarunari, Carlos Sucushañay, también cuestionó el pedido de los asambleístas del Partido Social Cristiano que anunciaron un juicio político en contra de la fiscal Diana Salazar por supuesta interferencia en el proceso de elecciones y adelantó que “esto el pueblo no lo va a permitir”.

La movilización se desarrolló de manera pacífica, bajo la atenta mirada de policías que fueron ubicados en sitios estratégicos para evitar posibles desmanes. Pachakutik también desplegó un contingente de seguridad con la autodenominada guardia indígena que, sobre todo, estuvo atenta de que no existan infiltrados que generen violencia.

En el CNE, además de los policías, fueron ubicados militares en puntos estratégicos como terrazas y balcones del edificio. Hasta el cierre de esta edición, los manifestantes se mantenían en los exteriores del organismo electoral.

El plazo fenece en tres días

El secretario del CNE, Santiago Vallejo, explicó ayer que una vez ingresada la objeción el pleno del organismo tendrá 72 horas para responder a Pachakutik.

Primero, las áreas correspondientes tendrán que emitir un informe técnico jurídico con base a las actas con supuestas irregularidades que fueron presentadas por Pérez.