Actualidad

El carrusel de los cargos públicos

Una decena de funcionarios han pasado por varios puestos en la actual administración. La tendencia se repite desde la década pasada.

LENÍN MORENO
José Agusto Briones se ha convertido en uno de los funcionarios más cercanos al presidente Lenín Moreno. Ha ocupado varios cargos en el Gobierno en estos tres años.CORTESÍA

Comodines o extremadamente indispensables. La designación de Héctor González Jara como gobernador de Cotopaxi, por segunda ocasión en los últimos dos años, abrió un espacio de críticas al presidente Lenín Moreno en la semana en la que finalizó 2019.

caso taurez abreviados

La Fiscalía logra sentencia para cuatro detenidos por ofertar cargos públicos

Leer más

El reclamo fue no solo porque el recurrente gobernador es primo de la esposa del mandatario, Rocío González, sino porque parecería ser, según los críticos, que el Gobierno carece de cuadros distintos en algunas provincias o no se abre el espacio para nuevas propuestas.

El caso de González no es el primero ni el único. En la actual administración hay al menos una decena de funcionarios que han pasado por diferentes cargos públicos y se han convertido en el círculo más cercano del jefe de Estado.

En el top de la lista se ubica el actual ministro de Energía y Recursos No Renovables, José Agusto Briones, que ha sido secretario de la Vicepresidencia, asesor del Ministerio de Hidrocarburos, secretario nacional de Planificación y Desarrollo y secretario general de la Presidencia.

Agusto se hizo cargo de la cartera de Energía en noviembre pasado tras la renuncia al cargo de Carlos Pérez García, que en una época también se convirtió en pieza clave del Gobierno de Moreno teniendo bajo su batuta tres sectores estratégicos: hidrocarburos, electricidad y minas.

De cerca le sigue Raúl Ledesma Huerta, que ocupó cargos públicos mucho antes de la llegada de Moreno al poder, pero alcanzó notoriedad con el actual Ejecutivo. Fue primero ministro de Trabajo y arrancó el 2019 como gobernador del Guayas. Desde el 19 de agosto pasado tomó posesión del Ministerio del Ambiente.

josé carlos tuárez cpccs prisión preventiva

La hoja de vida de la red que traficaba con cargos

Leer más

El ‘reciclaje de funcionarios’ no es un patrimonio del actual Gobierno. En la década pasada fue una práctica común. Algunos leales al expresidente Rafael Correa llegaron a ocupar cargos que no tenían nada que ver con su perfil y formación, acarreando problemas con sus subalternos (ver cuadro de texto).

Incluso, la Procuraduría sacó a colación el tema durante la audiencia del caso Sobornos 2012-2016, al plantear que no era fortuito que ciertas personas siempre giraran en el entorno de Correa y que se los rotaba a fin de garantizar su lealtad al líder dentro del supuesto esquema delincuencial que es investigado por la justicia.

Otro funcionario que goza de la confianza del presidente Moreno, lo que ha quedado demostrado por los puestos que ha asumido, es Andrés Michelena, que pasó de la gerencia de los Medios Públicos a la Secretaría de Comunicación (Secom), a la vez que era asesor cercano de la Presidencia. Ahora es el ministro de Telecomunicaciones.

Michelena es uno de los pocos funcionarios de alto rango que se mantienen en el régimen como herencia del Gobierno anterior, en el que ocupó la Subsecretaría de Comunicación desde 2007 a 2013.

En esa lista se ubica también Juan Sebastián Roldán, que en menos de dos años pasó de consejero presidencial a secretario particular del presidente Moreno, acumulando sobre sus espaldas varias funciones, lo que lo convierte en una especie de ‘superministro’.

Mauricio Gándara, quien fue ministro de Gobierno y secretario de la Administración Pública en diferentes gobiernos, considera que pueden haber algunas razones para que la rotación de personas se haya instaurado en los últimos tiempos. La principal: que faltan cuadros con la preparación para ocupar ciertos cargos.

“Antes se hablaba de las crisis de gabinete, que tenían como objetivo oxigenarlo; pero con nuevas personas, no con las mismas. Se podía repetir eventualmente un nombre, pero en su mayoría eran cambios profundos los que se aplicaban. Ahora, si se raspa un poquito la epidermis, nos podemos dar cuenta de que son los mismos de los últimos doce años, salvo algunas excepciones”, le dijo Gándara a EXPRESO.

Con un perfil más bajo pero siempre vigente dentro del Gobierno está Xavier Torres Correa, que de presidente del Consejo Nacional para la Igualdad de Discapacidades pasó a ministro de Vivienda y Desarrollo Urbano y ahora ocupa una de las pocas consejerías que todavía mantiene el presidente Moreno para personas con discapacidad y adultos mayores.

El cuencano Paúl Granda se inauguró en este Gobierno como ministro de Transporte y Obras Públicas. Y cuando se acabó de concretar la ruptura con la facción correísta, dirigió la Secretaría de la Política, que antes estuvo en manos de Paola Pabón y Miguel Carvajal.

En la actualidad, Granda es el presidente del Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS); mientras que su coterráneo Iván Granda formó parte del equipo de la Secretaría Particular de la Presidencia, luego fue nombrado secretario Anticorrupción y tras las violentas protestas de octubre se le puso al frente del Ministerio de Inclusión Económica y Social.

En Carondelet hay expectativa por saber si con la llegada del nuevo año, el presidente Moreno solicitará a su gabinete poner a disposición sus cargos, o si esperará hasta mayo para hacer cambios, cuando inicie su último año de mandato.