La carga política de la corrupción mira arriba

  Actualidad

La carga política de la corrupción mira arriba

Asambleístas aseguran que las investigaciones por sobreprecios en hospitales del IESS deben llegar a lo más alto del Gobierno

fiscalia iess
La policía allanó el pasado 3 de junio las instalaciones del Teodoro Maldonado Carbo.Cortesía

Apuntan hacia arriba. Las investigaciones por corrupción relacionadas a las compras con sobreprecios en el Hospital Teodoro Maldonado Carbo deben llegar hasta lo más alto de la cúpula del Gobierno. Eso es lo que aseguran varios asambleístas, tras los allanamientos realizados la mañana de este 3 de mayo en Guayaquil, en un caso en el que se investiga también, según la fiscal Diana Salazar, al expresidente de la República Abdalá Bucaram Ortiz.

“Ya estamos grandecitos como para pensar que los hospitales los reparten las cigüeñas. ¿Quiénes tienen el poder político para repartir los hospitales? Recordará usted que la exministra de Salud Catalina Andramuño se fue diciendo que tenía presiones políticas en los hospitales. ¿Quién presiona políticamente a un ministro?”, cuestiona Roberto Gómez, legislador independiente que nombra directamente a la ministra de Gobierno, María Paula Romo, como la responsable del “reparto” hospitalario.

Con él coincide Encarnación Duchi, de Pachakutik, quien asegura que esta investigación tiene que “escalar más allá” y llegar al Gobierno porque es el Ejecutivo el que nombra al presidente del Consejo Directivo del IESS.

"A fin de cuentas, la cadena es clara y hay denuncias sobre hospitales e instituciones repartidas. Tenemos que preguntarnos quién repartió los hospitales y esa pregunta debe ser debatida y tienen que establecerse responsabilidades políticas". 
Roberto Gómez,
​asambleísta independiente
Paco Moncayo

Paco Moncayo asegura que no le regaló el arma a Abdalá Bucaram

Leer más

“Viene desde el que designa a los directores. Las investigaciones tienen que hacerse en todos los niveles y en todas las provincias”, sostiene.

Y añade que otro de los problemas de estos casos es que no se procesa a los investigados por el delito correcto, como asegura ha sucedido con el expresidente Bucaram, quien tras su detención fue acusado por porte de armas. “No se los vincula ni sentencia por delitos contra la administración pública sino más bien por otros más sencillos que no tienen nada que ver con la corrupción, por eso no hemos podido recuperar ningún recurso”, indica.

Luis Pachala, de CREO e integrante de la Comisión de Fiscalización, también habla de un reparto de hospitales y dice que se ha creado una subcomisión para investigar casos como el del hospital de Pedernales, en el que está involucrado un asesor del asambleísta de PAIS Daniel Mendoza, y también en otras provincias como Guayas.

“Pedimos información de quiénes están a cargo de los hospitales y el origen del reparto de todos esos cargos en el sector de la salud. Si la Fiscalía determina responsabilidades, no dudaríamos en hacer juicios políticos”, precisa.

Por su parte, Byron Valle, del bloque de la Revolución Ciudadana, dice que no hay garantías de que realmente “se llegue a las últimas consecuencias”, pues durante todos estos años, dice, el Gobierno ha hablado de hacer una cirugía a la corrupción y no ha pasado. “Cada vez hay más denuncias. No hay voluntad política por parte de la conducción de la Asamblea para fiscalizar”.

"La salud ha sido manejada de forma totalmente política. Los que dirigen el sector no tienen un perfil adecuado y por eso hay tantos sobreprecios. Los insumos y medicinas están embodegados y caducan. Eso es porque se maneja desde lo político".Encarnación Duchi, asambleísta por Pachatutik
Bucaram

Abdalá Bucaram tiene una larga lista de investigaciones por sospechas de corrupción

Leer más

La última vez que el presidente se refirió a este tema fue el pasado 20 de mayo, cuando aseguró que enviaría al Legislativo dos reformas legales para “luchar contra la corrupción”. Reformas que ya fueron aprobadas por el Consejo de Administración Legislativa y pasaron a la Comisión de Justicia.

Para Wilma Andrade, asambleísta por la Izquierda Democrática, la corrupción en el los hospitales del IESS y de la red de salud "refleja la más alta descomposición social, resultado sin lugar a dudas de un irresponsable manejo sin principios de ética pública, pero también de un deficiente o nulo control interno, procesos sin transparencias y mafias enquistadas para lucrar aún en la crisis que se debate el país".

"Lo más repugnante es la vinculación política que obedece a un supuesto reparto, me pregunto ¿a cambio de qué se entregan para el manejo hospitales? ¿quién lo propicia? ¿Qué poder oculto los protege? La investigación debe llevar a dar respuesta a estas incógnitas y desterrar la impunidad", mencionó.

No hay garantías de que realmente se va a investigar la corrupción, pues la justicia está politizada. Estoy incrédulo de que realmente se vaya a llegar hasta las últimas consecuencias, pues hay una red de dirección paralela en los hospitales.Byron Valle, asambleísta del bloque de la Revolución Ciudadana

La ministra María Paula Romo dice que las insinuaciones hacia ella y hacia el Gobierno son “inaceptables”. “Si me acusan de algo tan grave espero que puedan probarlo. Los acuerdos políticos que hemos tenido en la Asamblea han sido serios, con bancadas formalmente constituidas. No hay ‘repartos’, hay acuerdos para apoyar temas en que coincidimos”.

Además, asegura que lo más “insólito” de las insinuaciones es que “se inventen un acuerdo legislativo precisamente con una fuerza política que no tiene legisladores”, en referencia a Fuerza Ecuador, el partido de hijo del expresidente Bucaram.