Paco Moncayo asegura que no le regaló el arma a Abdalá Bucaram

  Actualidad

Paco Moncayo asegura que no le regaló el arma a Abdalá Bucaram

“El arma me la había regalado el general Moncayo, ha estado guardada durante 24 años", aseguró el expresidente. Sin embargo, ha sido desmentido

Paco Moncayo
Moncayo fue jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas durante el gobierno de Bucaram (10 de agosto de 1996 - 6 de febrero de 1997).Archivo

La audiencia de flagrancia contra el expresidente, Abdalá Bucaram Ortiz, dejó un condimento pintoresco: que el arma de fuego hallada en su casa fue un obsequio.

Sobreprecios Empresa de Agua Quito Fiscalia emergencia

Bucaram recibe arresto domiciliario y Morales prohibición de salida del país

Leer más

Esa fue la explicación que dio el exmandatario, según consta en el sistema digital de la Función Judicial. “El arma me la había regalado el general (Paco) Moncayo, ha estado guardada durante 24 años, pero nunca en mi vida la he usado”, declaró.

Bucaram hizo referencia a una pistola que halló la Policía en su casa, tras un allanamiento efectuado en su domicilio la madrugada del 3 de junio, a propósito de las investigaciones por los actos de corrupción durante la emergencia sanitaria.

Moncayo fue jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas durante el gobierno de Bucaram (10 de agosto de 1996 - 6 de febrero de 1997).

Sin embargo, Moncayo recordó que en esa época, en el día del cumpleaños del expresidente (4 de febrero), él y varias autoridades de Estado se reunieron en Guayaquil para festejar al entonces primer mandatario del Ecuador, y quizá pudieron haberle dado algún presente.

Bucaram

Abdalá Bucaram tiene una larga lista de investigaciones por sospechas de corrupción

Leer más

“No descarto que pudo haber sido un obsequio que le daba el mando militar, pero que como persona o como jefe del Comando Conjunto le haya entregado la pistola no es lógico. No he regalado nada”, aclaró Moncayo a EXPRESO.

Lee también: TODA ARMA DE FUEGO REQUIERE PERMISO PARA PORTE Y TENENCIA

Agregó que la Fiscalía debería hacer un estudio para determinar de dónde provino dicho objeto. “Nunca tuve esa arma en mis manos”, recalcó.

En la propiedad también se guardaban cuatro cajas con 50 municiones de calibre cuatro milímetros y una caja con municiones de calibre nueve milímetros. Además, 5.000 mascarillas y 2.000 pruebas de COVID-19, según informó la fiscal general, Diana Salazar.

A Bucaram se le formuló cargos por el delito de tráfico ilícito de armas de fuego y municiones, con pena privativa de libertad de cinco a siete años.

A la par, la Fiscalía investiga un presunto delito de peculado relacionado a la compra de insumos médicos para el hospital Teodoro Maldonado Carbo, del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social.