El camino al distanciamiento inicia con cifras poco claras

  Actualidad

El camino al distanciamiento inicia con cifras poco claras

Expertos tildan de ‘apresurada’ la decisión de retomar actividades. Piden que se amplíe la toma de pruebas. La migración de datos está en proceso.

EMERGENCIA SANITARIA(31639766)
El distanciamiento no ha calado del todo en la población. Solo el 3% de ciudadanos ha recibido pruebas para detectar el virus.CHRISTIAN VASCONEZ

“La incidencia del virus en la población no se debe medir por la supuesta reducción de la tasa de mortalidad, sino por un muestreo masivo”, subrayó molesto el exministro de Salud, Luis Sarrazin. Al igual que otros especialistas médicos y epidemiólogos del país, el cambio de fase del aislamiento hacia el distanciamiento social, que anunció el Gobierno para la próxima semana, le parece apresurado. “Sin una detección masiva mediante pruebas de diagnóstico de coronavirus, no se puede afirmar que ‘estamos a la baja’. No hay ningún argumento técnico para sustentar esta decisión. Lo que sí puede suceder, es que estemos en camino hacia un descalabro de salud”, agregó.

Y justo esa detección es la que no está clara. Las últimas cifras del Estado, publicadas ayer durante el enlace diario sobre la emergencia sanitaria del coronavirus por la ministra de Gobierno, María Paula Romo, determinan que hay 23.240 casos confirmados de COVID-19, 663 defunciones y 1.103 personas que han recibido el alta epidemiológica.

Pero estos datos, aunque oficiales, dejan de lado otros parámetros. Aún hay un promedio de 13.237 muestras represadas que se analizarán en los próximos días, otros 1.138 decesos bajo sospecha de coronavirus, y un número de pruebas de diagnóstico que cubren tan solo al 3% de la población, unas 170.000 personas.

muerto-vereda-sauces-guayaquil-covid.jpg

Coronavirus: las cifras sinceradas de Guayas ponen al país ante el peor espejo

Leer más

“Los resultados que tenemos no son reales. Lo que estamos viendo es únicamente la respuesta a la limitada cantidad de pruebas que se han analizado. En otros países se han tomado hasta siete mil pruebas por cada millón de habitantes. Nosotros no nos acercamos aún a esa capacidad. Es prematuro decir que hemos pasado el pico sin conocer cuál es la verdadera situación del índice de contagios”, analizó el especialista en Administración de la Salud, José Andrés Rodríguez.

El Ministerio de Salud Pública aspira a llegar, en junio, a ‘testear’ al 6 % de la población. Para esto, la entidad empezó a tomar pruebas de manera aleatoria en el territorio. En Guayaquil se han hecho 8.000 exámenes.

“En España, el promedio de aplicación es de 29 pruebas por cada mil habitantes, y aun así es un índice bajo. Islandia está tomando 134 pruebas por cada mil personas”, explicó Sara Guerrero, internista ecuatoriana que labora en Madrid. “Si no se tiene clara la incidencia, no se deben retomar actividades, porque no se sabe realmente cuál es el perfil de personas asintomáticas ni el riesgo de proliferación”.

mariela
Salud ayer actualizó los datos de los contagios de manera parcial.Adrián Peñaherrera / EXPRESO

La última publicación de cifras de contagios en base a provincias y cantones se realizó el pasado 23 de marzo, cuando el récord oficial de casos positivos era de 11.183, pero los datos reales ya eran de más de 22.000 (a la cifra oficial se sumaron tardíamente los resultados de las pruebas represadas).

feretro-manabi-coronavirus

Coronavirus: Manabí, en vilo por el aumento de las muertes

Leer más

Desde entonces, se “trabaja en la unificación de datos entre las coordinaciones zonales a través de la Dirección Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Ministerio de Salud, otras instituciones de la Red Pública integral de Salud y del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias del Ecuador”, según señaló Salud.

Son justo estas especificaciones las que deberán considerar cabildos y los COE cantonales para determinar qué regiones pasarán a las distintas fases del semáforo el próximo lunes.

Una enfermedad sin certezas

Un artículo publicado el domingo por New York Magazine de EE. UU. aborda la incertidumbre del tratamiento del COVID-19 a través de tres estudios recientes que discuten los parámetros desconocidos del virus que registra más de 200.000 fallecidos a nivel mundial. 

Massachusetts General Hospital publicó un análisis sobre la vulneración del COVID-19 al sistema inmunológico y su afectación a varios órganos. Otro, del Journal of the American Medical Association, cuestiona el uso de respiradores para pacientes graves, considerando un 86 % de decesos con este método en EE. UU. y China, y la variabilidad de los síntomas, mientras que un análisis más, de Science Magazine, discute el hallazgo de hasta treinta cepas del virus. “No se conoce exactamente cómo ataca. Hay incertidumbre y se necesitan más estudios”, dice la publicación.