Actualidad

Calles y avenidas semivacías y negocios cerrados en el primer fin de semana de confinamiento

En la panamericana norte que une las provincias de Pichincha, Cotopaxi y Tungurahua hubo escasa carga vehicular

CONFINAMIENTO
Vías. La vía E35 que comunica las provincias de Pichincha, Cotopaxi y Tungurahua, lucía casi vacía este sábado.Marieta Campaña

Este 24 de abril de 2021, el primero de seis sábados de confinamiento dispuesto por el presidente Lenín Moreno en el Decreto Ejecutivo 1291 para frenar el avance de contagios por COVID-19, casi todo estuvo cerrado a lo largo de la vía E35, que comunica las provincias de Pichincha, Cotopaxi y Tungurahua.

Entre las 06:00 y las 10:00 hubo poca carga vehicular y varios tramos de la panamericana lucieron completamente vacíos. Camiones, tanqueros con combustible, vehiculos que transportan alimentos y livianos cuyos propietarios ejercen actividades exentas de las restricciones de movilidad, circulaban por las vías.

Los puestos de venta de queso, yogurt, hortalizas, legumbres y otros productos, ubicados al pie de la carretera en el sector de Romerillos, en el corredor de la vía Latacunga-Salcedo, estuvieron cerrados. Hubo pocos que se animaron a abrir sus puestos de helados o de venta de papas y hortalizas.

MILITARES

Las autoridades apelan a la colaboración de los ciudadanos en el toque de queda

Leer más
Toque de queda

Violar el toque de queda te significaría una pena privativa de libertad de uno a tres años

Leer más

Por controles policiales no faltó. Tampoco por la presencia de patrullas a lo largo de la vía. Al menos ocho controles entre las tres provincias y en cuatro de ellos los uniformados solicitaron documentos habilitantes para la circulación. ¿Cuál es su actividad? ¿Hacia dónde se dirige? Eran las consultas de los policías a los dueños de los automotores que circulaban este sábado, previo a habilitar su paso.

En tanto, en algunos sectores del cantón Rumiñahui, en Pichincha, como en la localidad de Fajardo, la Policía controlaba que se cumpla el estado de excepción y confinamiento dispuesto el miércoles por el presidente Moreno para 16 provincias, debido al incremento en el número de contagios. Algunos propietarios de tiendas de abastos habían sido sorprendidos atendiendo al público y fueron informados de las restricciones.

Mientras tanto, en Quito, las calles de la capital lucieron casi desoladas en las primeras horas de este sábado. Por las avenidas circulaba gran cantidad de motociclistas que llevaban los pedidos a domicilio. 

Esa fue la tónica en este primer día de confinamiento. Los parques lucieron vacíos y pocas personas se animaron a salir en sus bicicletas o a pasear a sus mascotas. Ningún negocio abrió sus puertas.