Brayan Rodríguez, reclamado por narcotráfico en EE. UU., no se opuso a ser extraditado

  Actualidad

Brayan Rodríguez, reclamado por narcotráfico en EE. UU., no se opuso a ser extraditado

El presunto miembro del cártel de Sinaloa asistió telemáticamente a una audiencia convocada en la Corte Nacional de Justicia

Brayan
Diligencia. El mexicano compareció a la audiencia convocada por Iván Saquicela, presidente de la Corte.René Fraga

Fue una audiencia expedita. El presidente de la Corte Nacional de Justicia Iván Saquicela preguntó a Brayan Rodríguez, supuesto miembro del cártel de Sinaloa, detenido la semana pasada en Quito, si es que consiente en ser extraditado a Estados Unidos. Ese país lo reclama por el presunto delito de narcotráfico y lavado de activos.

SINALOA

40 días para pedir extradición de Brayan

Leer más

Rodríguez compareció desde el Centro de Detención Provisional de Pichincha (CDP) localizado en el sector de El Inca, en Quito y aceptó la propuesta. Él detenido no se opuso a la extradición a ese país, siempre y cuando se garantice su seguridad.

Rodríguez tuvo un defensor público que señaló en la diligencia que habló con él antes y le explicó las consecuencias de su decisión. Lo aseverado por el defensor fue ratificado por Rodríguez, vía telemática desde la cárcel de El Inca. 

Ante ese escenario el presidente Saquicela dio por concluida la diligencia anunciando que en los próximos días emitirá su sentencia motivada con el auto de procesamiento. En una providencia inicial en este caso, Saquicela pidió a Estados Unidos que formalice su pedido de extradición de Rodríguez y para ello le concedió 40 días de plazo.

Pupilo de El Chapo

La prueba del cartel mexicano en Ecuador: un detenido

Leer más

La captura del supuesto integrante del cártel mexicano se dio el pasado 29 de noviembre pasadas las 20:00. En las imágenes difundidas por la Policía se vio a agentes de la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), de la embajada de Estados Unidos, en Quito. Rodríguez habría ingresado al país casi ocho días antes.

Ni la Policía ni el Ministerio de Gobierno han proporcionado mayores detalles sobre la presencia del mexicano en el país, quien habría sido amenazado de muerte en la cárcel. Con su llegada al país se confirma que esa agrupación delictiva ya tendría presencia en el Ecuador y su detención solo lo ratificaría.