Un barrio organizado frente a los ladrones

  Actualidad

Un barrio organizado frente a los ladrones

Los vecinos del sector Casa Tuya realizan simulacros de robos. Se comunican por WhatsApp y a través de contraseñas

Vecinos- ladrones- Quito
Los moradores hacen constantes simulacros para reaccionar en caso de que se produzcan robos reales.René Fraga/EXPRESO

Cansados de la delincuencia y la falta de respuestas de las autoridades, los habitantes del barrio Casa Tuya, en Llano Grande, decidieron organizarse.

Formaron una brigada de seguridad. Hace dos semanas hicieron sonar las alarmas y realizaron un simulacro de robo. Participó medio centenar de vecinos que, cargado de palos de escobas, salió de sus casas al escuchar el ruido.

“En las últimas semanas hemos sufrido asaltos, robos de vehículos y han ingresado a varios domicilios”, dice Holger Lechón, presidente del barrio.

Nos cansamos de los robos y la inseguridad. Ahora somos un barrio organizado y esperamos que los ladrones, que ahora nos ven unidos, piensen dos veces antes de venir por acá.

Holger Lechón,
presidente del barrio 

Su propia familia ha sido víctima de la delincuencia. El 20 de noviembre le robaron la camioneta a su madre. María Pillajo llora al recordar. El vehículo quedó estacionado afuera de su casa, cuando alrededor de las 20:30 unos sospechosos que iban en otro auto se acercaron. En menos de dos minutos abrieron las puertas, desactivaron las alarmas y se la llevaron. “Nos han hecho un gran daño”, agrega con tristeza.

Otra vecina que vive en la calle Túpac Yupanqui vivió otro robo en diciembre. Ella es Graciela Chicaiza. Cuenta que tres hombres ingresaron a su bodega de víveres y se hicieron pasar por clientes. De inmediato sacaron un arma de fuego y le ordenaron que permaneciera quieta. Estaba ella, su sobrina, su esposo y una trabajadora.

Vecinos- ladrones- Quito
Graciela Chicaiza y una empleada recordaron cómo ocurrió el robo en su bodega de víveres.Ángelo Chamba/EXPRESO

Los rateros se llevaron dos celulares, dos botellas de licor y unos puñados de golosinas.

“Nos sentimos muy inseguros, estuve muy nerviosa hasta que como vecinos decidimos organizarnos. Hoy tenemos un mensaje: no vamos a permitir más asaltos”.

En diciembre, antes del simulacro, se dio otro robo. Esta vez a un bus. El chofer dejó parqueado el vehículo mientras almorzaba en un local de pollos asados. Fue a las 11:30 cuando terminó la comida que se dio cuenta que habían cortado unos cables y se habían llenado el cerebro del automotor.

El primer paso para organizarse fue armar un grupo en WhatsApp, que únicamente sirve para enviar mensajes de auxilio. No se permiten cadenas de oración ni saludos. Si alguien recibe un mensaje es porque algún morador necesita el auxilio de todos.

control

La González Suárez, el pan caliente de los delincuentes en el norte de Quito

Leer más

A mi madre le robaron, se entraron a su casa. También veo que la Policía no responde cuando se solicita ayuda. Solo hacen el parte y no atrapan a los que roban en moto.

Diana Tupiza,
​moradora del sector

El segundo paso fue designar los “puntos estratégicos”, casas en donde hay personas que están alertas todo el tiempo. Tercero fue crear contraseñas que les sirven para entender qué tipo de emergencia es y en qué lugar se encuentran.

El 30 de diciembre, en Casa Tuya, del simulacro pasó a una emergencia real. Un vecino estaba siendo asaltado por un motociclista. Él pidió auxilio y todos salieron a colaborarle. No lograron atrapar al delincuente, pero se quedaron con el casco, que fue quemado.

Ahora los moradores planifican colocar botones de pánico en casas y más cámaras de video.