Autoridades sanitarias impulsan una campaña contra la automedicación en Ecuador

  Actualidad

Autoridades sanitarias impulsan una campaña contra la automedicación en Ecuador

"La Receta se respeta" se denomina la cruzada que se cumple a propósito de celebrarse la Semana Mundial de la Concienciación sobre el Uso de Antimicrobianos

pildoras
Más de 700.000 personas mueren cada año por bacterias resistentes a los fármacos.referencial

El uso indiscriminado de antibióticos es una problemática mundial que genera un fenómeno conocido como farmacorresistencia o resistencia a los medicamentos, y que, según los expertos,  amenaza con derivar en una grave crisis de salud a mediano plazo.

Farmacia operativo Quito

Medicamentos adulterados y sin registro sanitario ponen en riesgo a la capital

Leer más

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que más de 700.000 personas mueren cada año por bacterias resistentes a los fármacos, y si no se toman medidas, para el 2050 podrían llegar a perderse más de 10 millones de vidas por esta causa.

Por esta razón y al estar celebrando en estos días la Semana Mundial de Concientización sobre el Uso de los Antimicrobianos, que se conmemora cada año entre el 18 y el 24 de noviembre, la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) está reforzando su campaña “La Receta se Respeta”.

 La iniciativa se centra especialmente a nivel de boticas y farmacias, a las cuales se  exhorta a no cambiar la prescripción del médico a los pacientes para que estos eviten caer en la automedicación.

La acción, que fue lanzada oficialmente en octubre de 2021 por la Agencia estatal, ha permitido alcanzar un 96 % de farmacias y botiquines del territorio nacional. Allí se han emitido recomendaciones a los dependientes para que no sugieran sustancias activas distintas a la que presenta el paciente y se les ha brindado material gráfico sobre los riesgos de la automedicación.

“Lastimosamente, nuestra sociedad ha normalizado el hecho de ‘reciclar’ recetas médicas entre familiares y amigos, muchas veces por desconocimiento”, manifestó Ana Karina Ramírez, directora ejecutiva de la agencia.

“Cambiar el fármaco prescrito o automedicarse son riesgos que no presentan consecuencias inmediatas pero sí a largo plazo, más aún si el paciente precisa un tratamiento para el que tiene una resistencia adquirida”.

Ana Karina Ramírez, directora ejecutiva de Arcsa.
lavado de manos

Coronavirus: El 40 % de los antibacteriales que se consumen en el país está adulterado

Leer más

Por su parte, Héctor Rosero, experto ecuatoriano en farmacología denuncia que en el Ecuador y muchos países, estamos viviendo un 'boom' de consumos indiscriminados de medicinas.

"Tenemos que ir viendo qué medicamentos son relamente necesarios para el consumo", aconseja Rosero, quien alerta que si usted busca en estos momentos en internet información sobre fármacos, especialmente contra la covid, va a hallar una larga data de productos que no tienen una eficacia comprobada.