Los ataques resuenan más que las propuestas en la campaña

  Actualidad

Los ataques resuenan más que las propuestas en la campaña

La estrategia de desgaste es una realidad en época de definiciones, dice analista. Las redes dificultan controlar las escaramuzas entre partidarios

ec
Un ciudadano observa un letrero colgado en la avenida del Bombero, en Guayaquil. Nadie se atribuye su autoría.Jimmy negrete

Una ‘batalla’ que se extiende a todo nivel. Aunque pocos lo admiten, la estrategia de atacar al adversario como parte de la campaña política es un recurso que está a la mano, pero tiene límites que deben ser medidos para que no se revierta contra sus autores.

En los últimos días, los ataques entre los candidatos finalistas en las elecciones del 11 de abril se han intensificado y los expertos creen que, tal como pinta el momento de ambos en las encuestas, el panorama se pondrá más tenso.

Andrés Arauz en el debate presidencial

Cuando Arauz no miente, pierde

Leer más

El estratega y consultor político Daniel Molina le dijo a EXPRESO que, guste o no, estas herramientas son una realidad cuando se elaboran los planes para hacer proselitismo político y hasta tienen un nombre técnico, para alejarlas de la estigmatización: campañas de contraste.

En este momento es un error que alguno de los aspirantes salga a lamentarse de este tipo de campañas. Lo que deben proyectar es fortaleza ante la aparente adversidad.

Daniel Molina,
​consultor y estratega político

“Si usted no determina a su contrincante, lo determinan. Son estrategias que por lo general se usan en el último tramo y calan en ciertos sectores de la población. Por eso, decir que se va a renunciar a este tipo de campaña es poco creíble y hasta un error”, argumentó Molina.

Precisamente, el candidato de Unión por la Esperanza (UNES), Andrés Arauz, anunció el fin de semana que tomó la decisión de no entrar a lo que él llama campaña sucia. Pero, acto seguido, sin más pruebas que su palabra y una denuncia que dice hizo, aseguró que esta se financiaba con dinero de los depositantes del Banco de Guayaquil.

La entidad financiera advirtió que se reserva el derecho de presentar denuncias ante las autoridades pertinentes por estos mensajes a los que califica como fraudulentos.

Se está llevando la campaña al terreno de las constantes aclaraciones de cosas que hasta parecen ridículas. Los estrategas deben hablarles a los ciudadanos en estos días.

Oswaldo Moreno,
​estratega de campañas

En la otra orilla, Guillermo Lasso también ha denunciado ser víctima de una campaña de desprestigio fraguada por el correísmo. Desde ahí, incluso se llegó a modificar el plan de gobierno entregado al Consejo Nacional Electoral (CNE) para hacer creer que el candidato de la alianza CREO-Partido Social Cristiano planeaba reducir el salario básico.

COMISION ANTICORRUPCION

Comisión Anticorrupción pide a los candidatos que revelen los nombres de su eventual gabinete presidencial

Leer más

El asesor político Oswaldo Moreno no es partidario de las campañas de desprestigio como estrategia. Dice que prefiere que se le hable a la gente sobre sus problemas y soluciones. “La realidad en este momento es otra. Los candidatos están hablando para ellos mismos y debatiendo sobre cuál de los dos tiene un pasado más oscuro”, señaló.

El campo de batalla de esta campaña de contraste o de desprestigio se ha trasladado a las redes sociales. Ayer los partidarios de los finalistas continuaron intercambiando acusaciones, por lo que asegurar que uno de ellos se alejará de esta estrategia es una simple declaración de buenas intenciones.

Control

El Consejo Nacional Electoral no puede hacer un control de lo que se dice en las redes sociales, más allá de lo que promocionan las cuentas oficiales de los candidatos.

Llamado

El organismo electoral se ha limitado a hacer exhortos para que la campaña electoral se desarrolle de forma respetuosa y se dé prioridad a las propuestas para los ciudadanos.

Seguimiento

Molina dice que algunas campañas hacen encuestas diarias para ver cómo está repercutiendo una campaña de contraste y si es necesario hace cambios ante efectos adversos.