Actualidad

“La Asamblea Nacional sigue prestándose a servir al Gobierno”

Jimmy Candell, asambleísta por la provincia de Santa Elena. Es presidente de la Comisión de Educación de la Asamblea Nacional e integrante de la Comisión de Fiscalización

2020-07-25 11.17.47
Es el primer periodo parlamentario del legislador peninsular.CORTESÍA

Casi cuatro años de legislatura. Su primera experiencia en este cuerpo colegiado y está realmente sorprendido. Nunca pensó, al inicio de su gestión, que varios de sus colegas fueran protagonistas de acusaciones, investigaciones fiscales y algunos hasta sentenciados por la justicia. Esto termina salpicando a la institución y, como dice el asambleísta Jimmy Candell, “justos por pecadores terminan pagando el precio”. Pero esos justos, que pueden ser más o menos que los pecadores, guardan silencio frente a una delicada situación.

hospital-de-Pedernales1.jpg

Los cheques para coimas salían a los 2 días de tener el anticipo

Leer más

- ¿Por qué usted, a diferencia de algunos de sus colegas, se atreve a cuestionar los actos de corrupción que salpican a la Asamblea?

- El tema es preocupante para quienes formamos parte de la Asamblea Nacional. Sorprende cuando nos encontramos con hechos que dan una mala opinión, desprestigian a una institución y uno forma parte de ella. Y a veces tenemos que pagar justos por pecadores cuando alguien opina sobre la Asamblea Nacional en los peores términos y generaliza. Hay muchos asambleístas que nos hemos dedicado a legislar y fiscalizar, y nos encontramos con personas que se aprovechan de su posición para lograr beneficio. Deja mucho que desear.

Mi pedido de juicio político al ministro Richard Martínez va para los tres meses, y hasta ahora tengo una respuesta. El mensaje es que el Gobierno incide a favor de su engreído.

- El problema es que esos guardan silencio. Y el silencio a veces es cómplice...

- Es importante resaltar el espíritu que encuentras en la Asamblea Nacional. Te quedas sorprendido a veces cuando has tenido amistad con determinado asambleísta y resulta que ha gozado de las bondades del Estado. Ahora bien, colaborar con el Gobierno por parte de un grupo o un legislador no es un pecado, si lo analizamos a profundidad. Si el Gobierno decide pactar con determinada bancada a cambio de un ministerio y organismo, la idea es que esa bancada busque a los mejores cuadros con un programa de trabajo acorde al plan de Gobierno.

- O sea que entonces sí hay pactos a cambios de votos. Usted sabe que no siempre se escoge a los mejores cuadros...

- Lo que estamos viendo es que los asambleístas cogen esto como una cuota para lograr beneficios. Vemos que se le entrega un hospital y la idea sería que pongan al mejor médico para que tenga la mejor atención. Ya estamos viendo la calidad de negociados. Es un desastre. Se ha cambiado la concepción de hacer política y gestión. Decepciona y debe ponerse orden. El caso del exasambleísta Daniel Mendoza y del legislador Eliseo Azuero lo ha demostrado.

- ¿Algunos asambleístas han perdido la capacidad de asombro como para entender este nivel de impavidez y silencio?

- Estamos en una Asamblea dirigida por un presidente (César Litardo) que tiene compromiso claro con el Gobierno. Trata de defender su accionar en lo mejor que le sea posible. Cuando fue candidato a presidente de la Asamblea una de mis propuestas fue que la institución deje de ser una oficina del ministerio de Gobierno. Anhelé que esto cambiase. Lo que vemos es que la Asamblea Nacional sigue prestándose para servir al Gobierno... Hoy cuatro legisladores pedimos el inicio del juicio político al ministro de Finanzas (Richard Martínez). Mi pedido va para los tres meses, y hasta ahora no he tenido una respuesta. El mensaje es que están defendiendo al ministro. Que el Gobierno incide en que no se trate ese tema porque es engreído de las autoridades gubernamentales.

Nos enteramos de que hay cerca de 18 procesos contra asambleístas que están en investigación, estancados o en el congelador. Lo que da una mala imagen de la Fiscalía.

Maria-paula-romo.jpg

María Paula Romo, César Litardo y siete asambleístas son llamados a declarar por el caso Mendoza

Leer más

- ¿Los asambleístas conocen todo lo que se cuece o necesitan despertar del aletargamiento?

- Entiendo que encuentras una serie de compromisos existentes. Para darte un ejemplo:caso Sobornos. Se presentó a la Comisión de Fiscalización a todos aquellos en la lista de involucrados. Todos fueron a decir que era falso. Que no es comprobable. Yo hasta reclamé porque resulta que todos los convocados son inocentes. Que digan que no saben y no conocen. Se queda una duda. La Fiscalía ha sido más profunda.

- Si me permite interpretar sus palabras, ¿lo que quiere decir es que algunos legisladores responden a compromisos políticos y por eso algunas investigaciones legislativas no prosperan?

- Hay entendimientos a nivel político entre los líderes. Ese diálogo debe existir si quieres conseguir algo en beneficio del país. Para eso es un ministro de Gobierno, para lograr ese tipo de cosas. Y para lograr una acción se hacen los acuerdos políticos. No podemos apartarnos de la gestión política que se basa en intereses... Por eso digo que se justifica cuando hay una alianza política que ayuda a cogobernar siempre que respondas al beneficio del país, no para sacar provecho de ello.

- ¿La Asamblea tocó fondo?

- Hay que rescatar algunas cosas. La Comisión de Educación, no porque yo sea el presidente, aprobó el primer proyecto de ley de manera virtual:la Ley de Alimentación Escolar. También hemos aprobado la reforma de la Ley de Educación Superior. Estamos trabajando en la Ley de Educación Intercultural. Estamos cumpliendo el papel.

- En todo caso, hay que hacer más para sanear la imagen de la Asamblea Nacional...

- Existe una propuesta de reestructurar la Comisión de Fiscalización. Hay un vicepresidente (Eliseo Azuero) prófugo. Hay un exlegislador preso... Pero dentro de dos a cuatro meses muchos legisladores querrán ir a la reelección y se irá desmembrando. Quedan pocos meses para terminar. El país debe de saber a quién elige como asambleísta. Es uno de los mejores caminos para que la Asamblea recupere su imagen.

Da pena saber que el presidente de la Asamblea y la ministra de Gobierno, casi vicepresidenta, son llamados a declarar. Es vergonzoso.

Daniel-mendoza2.jpg

Daniel Mendoza ingresa al Sistema de Protección a Víctimas y Testigos

Leer más

- Usted es de los legisladores que pueden postularse para la reelección. ¿Se candidatizaría para regresar a una institución desprestigiada?

- Es (un tema) importante. Hay que analizar una posible reelección. Es importante un estudio que nos diga si hemos respondido a las expectativas ciudadanas. No he tomado aún una decisión.

- ¿El desprestigio que cosecha la Asamblea Nacional pesará?

- Será una de las preguntas del estudio que podamos hacer. Es un tema importante.

- Usted protagonizó un hecho algo anecdótico que supo zanjar con tino. ¿Le ofendió que la presidenta del Consejo de Educación Superior, Catalina Vélez, le dijera “cholo”?

- De ninguna manera. Soy un ciudadano de Santa Elena y lo que más hay allí son cholos. Para nosotros es un orgullo identificarnos de esa forma. Recibí el respaldo ciudadano cuestionando esa actitud de estigmatizar a un ciudadano. Recibí las disculpas de la presidenta del Consejo y le dije que para mí no es una ofensa. En buena hora le pedí (durante la sesión) que apagara su micrófono. No sé qué más cosas podría haber dicho.