En la Asamblea Nacional se clausura el primer debate sobre la reforma tributaria

  Actualidad

En la Asamblea Nacional se clausura el primer debate sobre la reforma tributaria

Las bancadas de Unes, Pachakutik y el Partido Social Cristiano vuelven a coincidir en las criticas a una iniciativa del Ejecutivo

Asamblea- debate- reforma
El asambleísta Francisco Jiménez defendió la propuesta del Gobierno y aseguró que no se puede desconocer que la economía del país tiene un problema.Henry Lapo/EXPRESO

El vicepresidente de la Asamblea Nacional Virgilio Saquicela clausuró, este 16 de noviembre de 2021, en medio de reclamos, la sesión del pleno en el que se analizó el informe para primer debate del proyecto urgente sobre Desarrollo Económico y Sostenibilidad Fiscal, planteado por el Gobierno.

El documento que fue elaborado por la Comisión de Desarrolló Económico, con 150 páginas, generó gran expectativa e interés de paticipar entre los integrantes de las bancadas legislativas. El correísmo insinuó incluso que si era necesario debatirlo por tres días, había que hacerlo.

Sin embargo, Saquicela dio paso a la intervención de 21 legisladores luego de lo cual puso fin a la sesión. El resto de recomendaciones deberán ser enviadas por escrito a la Comisión para que sirvan como insumos para la elaboración del informe para segundo y definitivo debate.

Los legisladores de la ID acudieron al palacio de Carondelet, en Quito, para hablar sobre el subsidios a los combustibles, el plan de desarrollo económico y más.

Lasso se reúne con los asambleístas de la Izquierda Democrática

Leer más

Las bancadas de Unión por la Esperanza, Pachakutik y el Partido Social Cristiano (PSC) coincidieron en criticar la propuesta oficial porque estaría afectado especialmente a la clase media, por ejemplo, al establecer en $ 10.000 el límite para la deducción de los gastos personales para el pago del Impuesto a la Renta.

Actualmente, la deducción se hace sobre la base de $ 14.709 y el Gobierno había propuesto que se lo haga desde los $ 5.000.

Otro tema que generó rechazo fue la inclusión en la normativa de un mecanismo de regularización de capitales que están en el exterior. Según Joel Abad, de Pachakutik, esto podría abrir las puertas para el blanqueo de dinero mal habido.

Por su parte, el asambleísta oficialista Francisco Jiménez defendió la normativa y las reformas que se hicieron al interior de la comisión que aprobó el informe con seis y votos, mientras que tres integrantes se abstuvieron.

Aseguró que con las modificaciones al cobro del Impuesto a la Renta, el Servicio de Rentas Internas (SRI) recaudará anualmente $ 452 millones y que el mayor impacto recaerá sobre quienes ganen más de $ 2.500 mensuales.

Jiménez recordó que antes de la pandemia, el país ya empezó a tener severos problemas económicos, los mismos que se agravaron con la emergencia sanitaria y criticó que durante el boom petrolero no se haya “podido o querido” aplicar mecanismos para tener una economía sana, lo que obliga hoy a tomar medidas.