Armas y municiones circulan libremente

  Actualidad

Armas y municiones circulan libremente

Grupos armados, bandas delincuenciales y minería ilegal son los destinatarios. Existen varios orígenes de los pertrechos

pertrechos FOS
Decomiso. El jueves, miembros del Frente Óliver Sinisterra dejaron abandonado material bélico en Mataje.Cortesía

Los dos últimos hallazgos de armas y municiones de miembros de las Fuerzas Armadas en El Oro y Esmeraldas demuestran que el país es una ruta para el tráfico de armas.

De acuerdo al tipo de armas es el destinatario. Así: las escopetas y rifles hallados en El Oro se dirigen a la minería ilegal. Las más de 9.000 municiones que se decomisaron el lunes en la misma provincia, parte se queda en el país y son para la delincuencia dedicada al sicariato y asesinato, y parte va a grupos transnacionales. Mientras que la ametralladora naval y las granadas encontradas en Corriente Larga, Mataje, en Esmeraldas, pertenecen a los grupos irregulares armados que operan en la zona de frontera.

Es la explicación que da el exjefe de Inteligencia del Ejército Mario Pazmiño, quien es un experto en seguridad, narcotráfico y tráfico de armas.

MUNICIONES

En El Oro, tres personas detenidas y 9.000 municiones decomisadas

Leer más

Identifica dos rutas de las armas. Una es la del Litoral y la otra es la Andina. La primera, señala Pazmiño, es la que llega al sector de San Lorenzo y Mataje para dirigirse a Tumaco y El Cauca en Colombia. Pero antes pasa por Guayas, Manabí, Santo Domingo y Esmeraldas. Sería justamente esos destinatarios los que fueron interceptados el jueves a las 11:00 por elementos de la Brigada de Infantería Motorizada (Bimot) 13 de Esmeraldas.

Hay procedencias de las armas. El oficial retirado identifica que vienen de Chile y Perú y llegan a un punto que él denomina ‘visagra’, que en ese caso es Machala. Desde ese sitio atraviesan por las rutas: Litoral y Andina.

La ruta Andina es la que va desde Machala hacia Azuay, Cañar, Chimborazo y Tungurahua, en donde por Baños (ciudad ‘visagra’) van a la Amazonía: Napo, Orellana y Sucumbíos en dirección a Putumayo, específicamente en Puerto Asís y Orito.

Por la misma ruta Andina se llega a otra ciudad ‘visagra’ que es Quito, explica Pazmiño y toma dos direcciones: la una va a Imbabura y Carchi y en esta provincia, a través de pasos ilegales como El Carmelo, Urbina y Tobar Donoso, las armas pasan a Nariño para ser entregadas a grupos armados o al narcotráfico colombiano. La otra dirección es de Quito a Lago Agrio para ir a Putumayo.

IRREGULARES

Militares hallan en Esmeraldas una base ilegal de descanso de grupos armados

Leer más

Un segundo origen de las armas son los rastrillos militares y policiales, a través del reclutamiento que hace el crimen organizado a malos funcionarios para comprar armamento, municiones y explosivos.

Una evidencia de eso ya se dio en 2018 con la detención de siete militares activos involucrados en tráfico de municiones para el grupo de alias Guacho. Además de los militares, fue involucrado un ingeniero en Sistemas del Ejército encargado de manipular el Sistema de Inventarios Logístico para adulterar registros de armas y municiones.

Según una fuente militar, las sanciones en el Ejército para quien incurre en esos actos son drásticas. La semana pasada tres militares fueron encontrados con armas y municiones en Los Ríos. Aún son parte del Ejército mientras se impulsan los procesos para su separación.

Fueron acusados de posible delincuencia organizada. Están detenidos en el Centro de Reclusión Social de Santo Domingo. Además del proceso penal, afrontan un expediente administrativo disciplinario para darles de baja de las filas.

El tercer origen es de las narcoavionetas que vienen a retirar droga pero traen armamento y dinero porque tienen que entregar esto a las megabandas, que son las que protegen los centros de acopio, los corredores y las plataformas internacionales de distribución. El año pasado, seis narcoavionetas fueron interceptadas por la Fuerza Aérea Ecuatoriana. Un fusil cuesta de siete a 10 mil dólares. Las pistolas, entre tres y cinco mil, depende de los accesorios. Las municiones, $ 0,50 en el país y 1,50 en manos de los grupos ilegales.

El detalle

Courier. Las empresas de envíos a través del aeropuerto de Quito también han sido utilizadas para el tráfico de armas.