El afiliado se queja: el IESS cobra por un servicio que no da

  Actualidad

El afiliado se queja: el IESS cobra por un servicio que no da

Solca volvió a reclamar al Seguro Social la deuda pendiente. Cada vez más afiliados cuestionan la utilidad de pagar por una atención que no reciben

SOLCA EXIGEN AL GOBIER (7900682)
Imagen de Archivo de pacientes recibiendo atención en una sala de diálisis de Solca.JUAN FAUSTOS

En medio del reciente cruce de comunicados entre la Sociedad de Lucha contra el Cáncer (Solca) y el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), por el incumplimiento del pago de la deuda que la segunda mantiene con la primera por la prestación de servicios externos, está la incertidumbre de miles de afiliados sobre si serán atendidos o no.

Para la mayoría de pacientes oncológicos, Solca es la única posibilidad de contar con un tratamiento para su enfermedad. Pero, de manera recurrente, esa casa de salud privada advierte de que dejará de atender a los derivados del IESS si este no paga su millonaria deuda en los términos acordados.

Solca Guayaquil

Solca anuncia que seguirá atendiendo a los nuevos pacientes derivados del IESS

Leer más

Este lunes 29 de agosto, Solca revocó su decisión del viernes 26, de suspender el servicio a los nuevos pacientes derivados, tras las conversaciones mantenidas con directivos del IESS durante el fin de semana, donde estos se comprometieron a cumplir con lo convenido en abril pasado, según indicó.

La situación reactiva las quejas de los afiliados por la falta de atención médica, a pesar de que le entregan mensualmente al IESS el 9,45 % de su sueldo o el aporte voluntario establecido (más el 11,15 % patronal), por un servicio que no reciben.

De allí que afiliados como el doctor en Jurisprudencia y catedrático universitario, Jorge Touma, estiman que, incluso, puede constituir “una estafa”.

“Entregar el 20,60 % de los ingresos de un trabajador (entre aporte personal y patronal) durante 30 años al IESS, para que cuando el ciudadano necesite asistencia sanitaria le digan que no hay medicinas, es igual a una estafa piramidal en la cual los afiliados (obligados por ley) aportan bajo la expectativa de que recibirán adecuadas contraprestaciones de salud; pero en realidad no las reciben y lo único que le interesa al IESS es camuflar sus atropellos y obtener la entrada de nuevos participantes (más afiliados) para que ayuden a nutrir los fondos de esa institución, sin jamás responder por sus obligaciones con los afiliados ni tampoco rendir cuentas”, dice.

“El IESS es la más grande estafa piramidal en Ecuador. Deberían estar presos todos los que han dirigido y saqueado los aportes de toda una vida”, coincide el ingeniero civil y máster en administración de empresas Luis Ignacio Vásquez, en una percepción que se generaliza entre los asegurados.

Foto de Sistema Granas (8520057)

La “alta comisión” para el IESS que se quedó en el olvido

Leer más

EXPRESO pidió al IESS, a través de su director de Comunicación, un pronunciamiento de alguno de los directivos sobre lo acordado el fin de semana con Solca y sobre este tipo de reclamos de los afiliados, pero no hubo respuesta.

No obstante, también hay usuarios como Rafael Palacios, presidente de la asociación nacional de padres de niños con cáncer, que se quejan de la falta de atención y medicinas para los pacientes, pero afirman que todo esto se debe a que existe una intención de quebrar y desacreditar al Seguro Social para privatizar sus servicios.

En todo caso, Palacios acota que la falta de medicinas y la incertidumbre de si serán atendidos o no por prestadores externos como Solca por la deuda que el IESS mantiene, constituyen un maltrato al afiliado. “Juegan con la estabilidad emocional del paciente”, dice. Y teme que la situación se repita en uno o dos meses “porque solo hubo una solución parche”.

EL NUEVO ACUERDO CON SOLCA

Según recordó Solca en una explicación a este Diario, hay dos tipos de deudas: la recurrente, que se genera de las derivaciones diarias y que forman parte del ejercicio fiscal 2021 y 2022. Allí están los 22 millones que el IESS dice haber cancelado a todos los núcleos de la entidad por atenciones. 

Estos no forman parte de los 132 millones de dólares de la segunda deuda, que es la de atenciones brindadas desde el 2008. Por esta obligación se firmó un acuerdo el pasado 7 de abril, el cual se ratificó en julio 27 y luego en agosto 16.

Ese monto de 132 millones este fin se semana se acordó dividirlos en un primer pago de 34 millones, un segundo hasta diciembre y el saldo en los siguientes meses del 2023.