Quito

Vivir en el barrio más caro de Quito, lujo versus inseguridad

Un informe nombra a La Carolina entre las zonas más costosas de la región. Residentes se debaten entre los beneficios del sector y el temor

LA CAROLINA (32962898)
Un apartamento en el sector de La Carolina cuesta, en promedio, entre $ 100.000 y $ 150.000.HENRY LAPO

Por tercer año consecutivo, el sector de La Carolina, en el norte de la capital, llegó a la lista de barrios más caros de América Latina. Según el informe regional del portal de servicios inmobiliarios Properati, esto se debe a que el precio del metro cuadrado es de $ 1.630, y el valor promedio de un apartamento supera con creces los $ 100.000.

Pero, ¿qué significa vivir en el barrio más caro de la capital? Para Juan Andrés Márquez, un consultor empresarial colombiano que llegó a la ciudad en 2018, el “estatus” del sector significa que todo es más caro.

“Es un sector de gran plusvalía. Tienes el parque más bonito de Quito frente a tu casa. Hay bancos, centros comerciales, puedes tomar un taxi. Es un sector privilegiado para tener una oficina. Por eso también hay cafés, restaurantes, tiendas orgánicas, marcas que no encuentras en otro lado. Los precios elevados responden a esas características”.

asesinato urdesa

En Quito aumentan las muertes con armas blancas

Leer más

Al llegar al país, Márquez se instaló en un apartamento amoblado en un edificio con vista hacia la av. Amazonas. Esa, explica la agente de bienes raíces Andrea Morán, es otra característica de esta zona.

LA CAROLINA (32962894)
La cercanía al parque y a la zona comercial es uno de los beneficios de este sector del norte de la capital.HENRY LAPO

“Este no es un sector preferido por familias, sino por personas solteras de entre 25 a 40 años, la mayoría empresarios, emprendedores o altos ejecutivos, porque los precios son altos tanto para adquirir un apartamento o una casa, como para alquilar. Es un sector también muy preferido por extranjeros o por quienes compran un inmueble y lo ingresan en plataformas como Airbnb”.

Pero entre las mesas de comensales tomando café de especialidad, las tiendas de caramelos artesanales y los estudios de pilates, La Carolina se enfrenta a un problema difícil de erradicar: la delincuencia.

Hasta diciembre de 2020, 1.125 alertas por robo se registraron en este sector, según datos del ECU-911. Estas alarmas se dieron principalmente por asaltos a transeúntes, pero también por intentos de asalto a locales comerciales.

Quito pasó al semáforo amarillo el miércoles 3 de junio

El Municipio de Quito ofrece ordenanzas y personal para frenar la inseguridad

Leer más

Ana Rodríguez señala que, para vivir en La Carolina, es necesario desarrollar un “manual de supervivencia”. Adquirió su apartamento hace una década por la cercanía a su trabajo y las facilidades para movilizarse.

“Al poco tiempo de que nos mudamos, a mi hijo lo asaltaron mientras caminaba desde El Jardín hacia a la casa. Unos dos años después, a mí me robaron el celular cuando caminaba en el parque. Ahí pusimos unas reglas. No vamos al parque en la noche, ni caminamos hasta el edificio cuando oscureció. Solo vamos al banco en el centro comercial. Es un sector bonito, pero necesitamos refuerzo policial”, explicó.

Los chats vecinales, agrega Miguel Benavides, propietario del ‘Kaffe Haus’, han ayudado a mejorar la percepción de seguridad, pero los delitos, sumados al temor por los contagios, también han afectado al comercio en La Carolina. “Un 30% de negocios ha cerrado. Muchas oficinas se han ido”, dijo.

Para la agente de bienes raíces, Andrea Morán, el futuro del barrio más caro de la capital es incierto. “Que sea el más caro no significa que sea el más exclusivo. Es una zona muy comercial, de muchas oficinas. Si esas empresas se van, sea por los costos o la inseguridad, los negocios cierran y la gente empieza a buscar sitios más amables para vivir”, subrayó.