Violentos robos a domicilio en la capital

  Quito

Violentos robos a domicilio en la capital

La cifra de delitos se redujo en 2021. Hay preocupación por las nuevas modalidades.

5433DAA9-DB0A-4F46-BC52-B9BD724AEB63
El robo se produce mediante amenazas o violencia sobre las víctimas, al sustraerse o apoderarse de un bien mueble propio o del que sea custodio.Captura de video.

En 2021 los robos a domicilio se redujeron casi en un 26 %, según las estadísticas de la Policía, que compara los casos registrados en 2019 con los de 2021. Las cifras dan cuenta de que esos delitos bajaron de 10.272 en 2019 a 7.587 en 2021.

Piratas

Los piratas tienen a los pescadores quebrados

Leer más

La Fiscalía registra cifras similares en denuncias de robos a domicilio. De 9.070 entre enero y octubre de 2020, bajaron a 6.652 en lo que va del año. A pesar de los números, la percepción de inseguridad no se ha reducido entre los ciudadanos. Una de las razones es la violencia con la que algunos de esos ilícitos se cometen y las nuevas modalidades.

Por ejemplo, el fin de semana del 19 de diciembre, a los chats de varios conjuntos habitacionales del Valle de Los Chillos llegó una alerta a través de un video registrado en un condominio de Tumbaco.

Los autores de los mensajes buscaban prevenir especialmente a los guardianes que cuidan las garitas de acceso a las urbanizaciones. En las imágenes se ve a un motorizado que simula una entrega a domicilio para distraer a un guardia y poder ingresar.

Detrás de él, se ve a dos vehículos con al menos cuatro ocupantes en el interior que descienden y se aproximan a la garita, mientras los conductores se mantienen pendientes, se adelantan y retroceden hasta que se levanten los obstáculos. A ellos se suma una camioneta. El hecho ocurrió el 15 de diciembre a las 22:00.

Ellos permanecieron pocos minutos. Al parecer, uno de los habitantes de la urbanización se percató del intento de robo y enfrentó a los delincuentes, que abandonaron el lugar caminando apresuradamente uno tras otro, haciendo disparos con armas cortas. Detrás de ellos se desplazaron los vehículos.

Lo que ocurre con el guardia se ve en otro video y desde otra cámara. Los supuestos repartidores de comida someten al guardia, le golpean y luego llegan los demás miembros de la organización con chompas oscuras, capuchas y gorras, para seguir golpeándolo y buscando qué robar en el sitio. Se escuchan frases como “aquí no hay nada”. Luego, apagan las luces y en la confusión se oye cómo insultan al guardia unas voces con acento extranjero.

Emilia, una residente propietaria de una vivienda en un conjunto habitacional de Conocoto, comparte su inquietud por las agresiones al guardia.

Dice que aunque en su condominio no han existido intentos de robo, su preocupación fue “sobre todo por la seguridad de los guardias y lo fácil que pueden entrar si les quitan los controles a los accesos que ellos manejan”. En la urbanización de al lado, ni guardias, cercos electrónicos, seguridades ni protecciones impidieron que los delincuentes ingresen por un patio trasero.

El director nacional de la Policía Judicial, Alain Luna, señaló que al momento se encuentran investigando para dar con el paradero de los sospechosos.

0cd0c556-5629-4747-af42-6105623a682b

Vecinos de La Ecuatoriana se atrincheran en sus viviendas por auge de la delincuencia

Leer más

En urbanizaciones del Valle de Los Chillos, el video del intento de robo en Tumbaco despertó las alarmas. Todavía no han olvidado que el año pasado a finales de 2020 se viralizaron las imágenes de una pareja que ingresaba a locales comerciales como pizzerías, panaderías y negocios de abasto para cometer asaltos y robos.

El 20 de noviembre, agentes policiales allanaron la vivienda de los sospechosos y encontraron la moto y otros indicios. Su detención se produjo doce días después en la parroquia General Farfán, frontera de Sucumbíos, al frente de Colombia. Se trataba de un hombre de 38 años con antecedentes y procesos judiciales y de una mujer de 19 años sin prontuario delictivo.

Hasta el cierre de este reportaje, quienes intentaron atracar la urbanización en Tumbaco no habían sido aprehendidos por las fuerzas del orden.

La mayoría de robos es en la tarde

De acuerdo con las estadísticas que tiene la Fiscalía en su página web, la mayor cantidad de robos se concentra en la tarde, con un 33,7 %.

En la mañana y en la noche se ejecutan el 28,3 % y el 28 % de los robos, respectivamente. Mientras que el 10 % de los delincuentes ejecutan sus delitos en la madrugada.

En 2019 hubo 25.393 robos a personas. En 2020, en plena pandemia, 16.219. Y en 2021 hubo 23.394 denuncias de afectados.