Quito

Unión vecinal, antídoto a la inseguridad

Dirigentes capitalinos hablan sobre sus proyectos en la lucha por asegurar sus barrios. Planes culturales y de esparcimiento, claves en la propuesta

Foto de Sistema Grana (11711620)
La rutas históricas y activaciones culturales en parques y plazas se llevan a cabo mensualmente.Karina Defas

En San Blas siempre hay algo que hacer. Una minga comunitaria, una velada dedicada a las leyendas quiteñas o un recorrido por las calles emblemáticas del barrio. No es una casualidad. La agenda cultural está diseñada así para que el movimiento no pare. Así lo explica Juan Carlos Rojas, titular del Comité Promejoras del sector.

WhatsApp Image 2023-12-01 at 17.24.13

Fiestas de Quito: Agenda de actividades para este 2 de diciembre

Leer más

“La integración es clave para que un barrio esté cohesionado y trabaje a favor de un mismo objetivo. Se fomenta una sensación de pertenencia y de orgullo que son importantes para el trabajo comunitario”, dice Rojas.

(Le invitamos a leer también: "Quito: En el centro rescatan las quebradas para uso de la comunidad")

Cuando este asumió la tutela barrial, se dio a la inconmensurable labor de unificar la localidad donde creció. La primera decisión fue rehabilitar la casa barrial y ofrecer talleres para niños y jóvenes, así estos tuvieran un sitio a dónde acudir a divertirse y aprender. Lo siguiente fue fortalecer la seguridad, un tema    delicado entre los vecinos.

“Había mucho por hacer porque el estado del barrio era complejo y tenía un grave problema de inseguridad. Era obvio en ese momento que, sin apoyo del Municipio o de la policía, debíamos hacerlo nosotros”, asegura.

$ 160.000se invirtieron
en rehabilitar doce Unidades de Policía Comunitaria (UPC) en todo el Distrito
Metropolitano.

Es así que de a poco sumaron colaboraciones para colocar más de cuarenta cámaras y una veintena de alarmas comunitarias. “Finalmente nos renovaron la UPC, pero solo está la infraestructura, no hay personal las veinticuatro horas, por eso depende de nosotros cuidarnos”, afirma Rojas.

Con él concuerda Ruth Conde, presidenta del Comité Barrial de La Vicentina, quien afirma que la gestión entre vecinos es el eje principal para mantener a raya a la delincuencia.

La integración cultural y comunitaria ha sido muy importante porque ha permitido que los vecinos se sientan comprometidos con su barrio.

Diana Lora, Colectivo Mi Loma Grande

“En un año hemos tenido ocho jefes de circuito distintos, entonces ha sido imposible avanzar en un plan de seguridad integral para el barrio. Por ello, es vital unirnos entre nosotros para poder lograr resultados que nos beneficien”, señala.

Es así que en La Vicentina los propios vecinos han adquirido y colocado cámaras de seguridad y usan chats barriales por calles para dar la voz de alarma en caso de robos.

Pero lograr un barrio activo, ha sido un reto. “Solo un 20% de los vecinos participa en las actividades de integración. De a poco hemos ido cambiando el modelo para que no seamos nosotros (el comité) los que organicemos las actividades comunitarias, sino que sean los propios vecinos quienes lo hagan y se apersonen”, indica.

28 - MARIELA TORANZOS (11711618)
Murales y muestras itinerantes se usan para fomentar el orgullo barrial.Cortesía.

Y ha funcionado, pues a la par de las jornadas de ejercicios en las plazas y los recorridos nocturnos para amantes de las mascotas, los vecinos de las distintas calles del barrio también han organizado actividades como el sancocho gigante y las mingas dominicales.

Leiton Marín, dirigente de Moyán, en el suroriente de Quito, agrega que las asambleas comunitarias son cruciales en este tipo de labor.

No hay presencia policial permanente , lo que nos llevó a crear un comité de seguridad que trabaja a favor del barrio y hace capacitaciones.

“Para tener un barrio seguro, hay que conocerse. No basta con tener alarmas comunitarias y esperar que otros hagan el trabajo, o que la policía llegue, por rara vez llega. Hay que saber quiénes viven en el barrio, quién entra y sale”, dice.

Con la seguridad en mente, la asamblea de vecinos conformó una patrulla nocturna que se activa cuando suena una de las alarmas del sector.

279250186_50442459190 (11711616)
Las jornadas de ejercicios son algunas de las actividades más populares entre los vecinos.Cortesía.

“Salimos con toletes y palos. No nos queda otra opción, porque la presencia policial es mínima, pero nos ha funcionado bien”, afirma.

Para Diana Lora, titular del colectivo Mi Loma Grande, la cultura también es una herramienta importante para frenar la inseguridad.

Las brigadas por la seguridad que tenemos son importantes, pero la integración es clave para que un barrio esté cohesionado.

Juan Carlos Rojas, Presidente del comité barrial de San Blas

En esta localidad, los vecinos lograron desalojar una vivienda tomada por el hampa y las transformaron en un centro comunitario donde se elaboran huertos, se hacen recorridos históricos y se dictan talleres.

WhatsApp Image 2023-12-01 at 16.52.58

Los dulces de los monasterios son el eje de un taller que se dicta en La Ronda

Leer más

“Este es un trabajo sostenido que venimos haciendo desde hace once años. La comunidad ha tomado las riendas porque se siente comprometida por su barrio. Saben que si ellos no lo hacen, nadie lo hará, así que todos proponen”, dice.

Para 2024, afirma Lora, la comunidad planea reocupar una serie de escalinatas que se encuentran abandonadas. “Nosotros le apostamos a la reapropiación y al turismo”, comenta.

¿Quieres acceder a todo el contenido de calidad sin límites? ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!