Trabajadores de los centros nocturnos piden que se retomen los planes piloto

  Quito

Trabajadores de los centros nocturnos piden que se retomen los planes piloto

El gremio protestó en los exteriores de la Secretaría de Salud

Protestas-bares-quito
Es la tercera protesta que el gremio organiza desde enero.René Fraga

Con pancartas, pitos y megáfonos, un centenar de trabajadores de los centros nocturnos de la capital llegaron hasta la Secretaría de Salud, en la avenida Amazonas, para pedir su reapertura.

“Necesitamos que las autoridades dialoguen con nosotros. Ya contamos con un protocolo de seguridad, nuestros locales están debidamente adecuados. Hemos esperado, hemos tenido paciencia, pero ya no aguantamos más. No tenemos otra manera de generar ingresos”, indicó Darwin Soto, administrador de un establecimiento.

Este consideró arbitraria la decisión de cesar el plan piloto que les permitió reabrir sus puertas durante quince días en noviembre del año pasado.

ERNESTO VASQUEZ

Ernesto Vásquez: "A los negocios formales o legales nos hacen pedazos”

Leer más

“Nunca se demostró que por nuestros locales, que durante ese tiempo ni siquiera llegábamos al 30% del aforo, aumentaron los contagios. Pero decidieron cerrarnos a nosotros y no a los centros comerciales donde no se respetaba”, espetó Juan Jordán, un propietario de un centro de tolerancia en el sur.

“Lo que se está propiciando con esta situación es la clandestinidad”, añadió Soto.

Según datos del Cabildo, en Quito funcionan 127 centros de tolerancia, con un promedio de 40 trabajadores entre meseros, dj, bartenders, cocineros, entre otros puestos.

La protesta no es la primera, sino la tercera en realizarse desde que inició el 2021.

Al pedido también se suman bares y discotecas que vieron sus licencias suspendidas y que no obtuvieron el visto bueno para llevar a cabo un plan piloto. Estos establecimientos recibieron dos opciones, mantenerse cerrados o convertirse en restaurantes.

“Estamos en una situación crítica”, expresó Andrés Caballero, uno de los dirigentes de los bares de la zona sur. “Han desaparecido más del 50 % de los bares, y los demás estamos casi en bancarrota.