Quito

Medio siglo dedicado a la Literatura

La convención anual de la Asociación de Clubes del Libro se celebró en Miravalle.

WhatsApp Image 2023-11-18 at 11.04.32 (1)
El Club del Libro No. 1 fue el primero de la ciudad y se fundó en 1973.Karina Defas

En 1973, un grupo de mujeres, liderado por Rocío Maruri de Borja (+), Beatriz de Pérez (+) y Zulma Vallejo de Dávalos, decidieron unirse para compartir su amor por las letras. Así se fundó el Club del Libro No. 1, primer club para lectores de Quito, que esta semana celebró sus cincuenta años de vida.

El Rancho San Francisco, en Miravalle, recibió no solo a las integrantes de la agrupación, sino a los miembros de otros treinta clubes del libro de todo el país, que llegaron hasta ahí para celebrar su convención anual.

EXPOSICION LO QUE LA ATMOSFERA ES PARA LA TIERRA EN LA GALERIA MAS ARTE 16 DE NOVIEMBRE DEL 2023

Lisbeth Carvajal y Santiago Gasquet, una muestra sobre ilusiones y recuerdos

Leer más

Le puede interesar: Un homenaje a las compositoras del continente

Así lo explicó Elena Laso, presidenta actual del Club del Libro No. 1, quien dijo que el trabajo del club ha sido un esfuerzo sostenido a lo largo de las décadas y que ha servido para unir a los amantes de la lectura tanto en la capital como a nivel nacional.

Y ese, efectivamente, es el caso, pues tras los primeros años de encuentros lectores, los esfuerzos del club empezaron a replicarse en otros barrios de la urbe, y de la mano de una de sus miembros, Carmen Elena Marcel, quien colaboró en la difusión de estos colectivos y por ello recibió el Orden Nacional al Mérito Cultural de Primera Clase de parte del Estado.

“Qué vacía sería la vida del lector si no fuera por los libros y por quienes los escriben”, reflexionó durante el encuentro.

WhatsApp Image 2023-11-18 at 11.04.32
En el evento participaron los escritores Oscar Vela, Miguel Molina y Juana Neira.Karina Defas

En 1997, ella y sus compañeras fundaron la Asociación de Clubes del Libro, con el fin de unir las distintas iniciativas y compartir inquietudes en común. Actualmente hay treinta clubes asociados entre Quito, Ambato, Cuenca y Guayaquil.

En el encuentro, además de conversar sobre el quehacer del lector, los miembros participaron de un conversatorio, en el que estuvieron presentes los escritores quiteños Oscar Vela, Miguel Molina y Juana Neira, esta última fundadora del Club del Libro Biblos.

Esta tradición anual ha permitido a los integrantes tener charlas con reconocidos autores nacionales y extranjeros como Rosa Montero, Susana Tamayo, Marcela Serrano y Antonio Skármeta.

“La reducción en el número de lectores jóvenes es preocupante, pero no solo es un problema para lamentarse, sino para ver qué acciones tomar. Hicimos todas las gestiones con el municipio, y ha sido un éxito. La gente se lleva libros, trae libros y nos felicitan”, comenta Olga Redín, miembro del club.

Olga Redín
​miembro del Club del Libro Alquimia

Durante sus respectivas intervenciones, estos plantearon sus preocupaciones con las dificultades en el acceso al libro para los jóvenes y niños, así como su inconformidad con la disruptividad de las redes sociales en la difusión de la lectura.

WhatsApp Image 2023-10-30 at 11.21.59

Las Tarjetas Ciudad del Metro de Quito estarán disponibles este fin de semana

Leer más

“En el Ecuador ya no existe un solo libro de literatura en el pénsum del Ministerio de Educación para niños y jóvenes. No leen un libro al año. A raíz de la pandemia, en los colegios privados, donde antes se leía entre seis a ocho libros al año, hoy se leen dos o tres. Hay un bajón importante, que es muy preocupante. 

WhatsApp Image 2023-11-18 at 11.04.32 (2)
Cada club tiene sus iniciativas, como el club Alquimia, que maneja una biblioteca urbana en el Parque MetropolitanoKarina Defas

Los lectores más importantes son los niños y los jóvenes, y lo que se ha hecho es mutilar esa posibilidad de que ellos accedan a la lectura desde el placer. La lectura no es solo una materia más”, reflexionó.

Esta añadió que las estadísticas relacionadas al índice de lectura de los jóvenes no toman en cuenta ciertos aspectos como el nivel de lectura en internet, a través de plataformas como Wattpad.

Las novelas en esta plataforma tienen trescientas, cuatrocientas páginas. También están los ‘mangas’ estas novelitas japonesas. Los jóvenes sí leen, pero el verdadero reto es el acceso para generar hábitos lectores desde los libros impresos”, comentó. “Eso no va a cambiar hasta que se generen las políticas adecuadas. En este caso, no se ha renovado el Plan del Libro y la Lectura se cerró, y eso afecta esta posibilidad”.

Los lectores más importantes son los niños y los jóvenes, y se ha mutilado la posibilidad de que accedan a la lectura desde el placer.

Juana Neira
​Escritora infantil y fundadora del Club del Libro Biblos

Para Vela, autor de novelas como ‘Ahora que cae la niebla’ y ‘Los crímenes de Bartow’, a la falta de acceso a los libros se suma la creciente dependencia en la tecnología y las redes sociales, que abogan por la inmediatez, el entretenimiento y la imagen.

“La lectura no tiene el dinamismo de las redes, y eso hace que los chicos no busquen los libros impresos. Sin embargo, hay consecuencias, consecuencias que se pueden observar en las numerosas dificultades que presenta la comprensión lectora para los chicos”, dijo.

Le invitamos a que lea: Estos son los horarios de presentación del Quitofest

Para Molina, quien lanzó recientemente la novela ‘Bruma’, las realidades mencionadas por ambos escritores también han tenido consecuencias inesperadas, como el cierre de la carrera de Literatura en algunas de las principales universidades del país, y de la ciudad.

“Mantener un club del libro durante cincuenta años rompe los paradigmas, es un hito en medio del panorama en que vivimos. Me conmueve, sobre todo en este país, que ha ido destruyendo su relación con el libro”, estableció.

Tras el conversatorio, las integrantes de los clubes presentaron algunas de las iniciativas que han ido llevando a cabo para afianzar su labor en la difusión lectora. Una de las más populares fue la del club Alquimia en el sector de la Guanguiltagua (ver subnota).

“Si no se hace difusión, los clubes irán desapareciendo. Es necesario formar a nuevas generaciones que lleven la batuta”, comentó Nelly Ron, participante del encuentro.

Tras el cierre del conversatorio, se anunció una curiosa novedad. Una delegación de la asociación viajará en enero a Cartagena, donde participarán en los conversatorios y talleres del afamado Hay Festival.

¿Te gustó esta noticia? ¡Suscríbete a EXPRESO y accede a más información sin límites!