Mantenimiento vial quedó a medias pese a la tasa de $ 18

  Quito

Mantenimiento vial quedó a medias pese a la tasa de $ 18

La Prefectura de Pichincha usó 1.064 dólares del fondo recaudado a los conductores en 2022. Hay retraso en la ejecución de las obras para la provincia

WhatsApp Image 2023-01-22 at 11.54.59
La Prefectura de Pichincha usó 1.064 dólares del fondo recaudado a los conductores en 2022 Hay retraso en la ejecución de las obras para la provincia.karina defas

En teoría, una tasa se paga por el servicio recibido. En la práctica, los conductores pichinchanos sacaron de su bolsillo $ 18 para el fondo de mantenimiento de las vías en la ruralidad, y tales obras llegaron a medias.

WhatsApp Image 2023-01-21 at 16.28.01

Una llamada impidió su suicidio

Leer más

La mala gestión de estos recursos queda evidenciada en el informe de ejecución presupuestaria de la Prefectura de Pichincha, con corte al 31 de diciembre de 2022. La entidad indica que programó recaudar 5,2 millones de dólares, pero hasta el 31 de diciembre comprometió en proyectos $ 2,2 millones y de ese monto ha usado $ 1.064. Es todo lo ejecutado.

“¿Qué significa eso? Que la gestión es ineficiente, que hay dinero, pero no hay proyectos o que no se ha avanzado con las licitaciones”, dice Mauricio Pozo, exministro de Economía y Finanzas. Agrega: “Hay obras planeadas que no se han realizado; pero otras que no han beneficiado al conjunto de la población sí se han ejecutado al 100 %”. Por ejemplo, sí hubo eficiencia en los contratos de comunicación, los murales, etc.

Somos la segunda parroquia rural más poblada de Quito, pero ni así las obras han llegado. Las vías están destruidas y el presupuesto no alcanza.

William León, presidente encargado de la Junta Parroquial de Píntag

Lejos de los informes y presupuestos, quienes viven en el campo experimentan el duro trajinar por vías en mal estado.

En la parroquia rural Píntag, Héctor Cuichán sale todos los días de su casa para apacentar a sus ovejas. Recorre la vía San Juanito-Tolontag, tan llena de enormes agujeros que hasta perdió la cuenta. “Tenemos un puente que no sirve para nada”, sostiene. Su queja es sobre el puente de Rumihuaico, cuyo costo fue de $ 287.222. El paso está completamente terminado, pero no se puede usar porque no se han construido los accesos.

William León, presidente encargado del Gobierno Parroquial de Píntag, dice que desde hace tres meses esperan que la Prefectura termine el acceso, que ayudará a la vialidad de esa zona agrícola y ganadera. “En cuatro años el gobierno provincial no ha mejorado las vías de la ruralidad. La Junta Parroquial ha conseguido presupuesto participativo del Municipio de Quito y con eso hemos construido”.

EXPRESO solicitó desde el 17 de enero una entrevista a la Prefectura de Pichincha, pero hasta el cierre de esta edición no respondió. En entrevistas, la prefecta Paola Pabón ha dicho que la inversión en vialidad en 2022 fue de $ 50 millones, es decir alrededor del 30 % del presupuesto del gobierno provincial.

INVERSIÓN$ 50 millones
fue en 2022 el presupuesto para la vialidad de la Prefectura de Pichincha.

Si bien el dato es correcto, el problema está, de nuevo, en la ejecución. Santiago García, presidente del Colegio de Economistas de Pichincha, dice que del balance general, la Prefectura apenas logró ejecutar el 63 % del rubro de inversión. “Se podría hacer mucho más, tener una mejor gestión para asegurar que la obra pública se concrete”.

Entre las obras que la Prefectura planificó pero no hizo están el mejoramiento de la vía San José de Minas-Padre Encantado, el mantenimiento de la vía Pisque-Pellaro-San José de Minas (tramo Alchipichí); el mantenimiento al empedrado de la vía Los Ilinizas, en la parroquia El Chaupi, en Mejía.

WhatsApp Image 2023-01-20 at 18.29.59 (1)

El frío quiteño mueve las ventas de las cobijas de ‘tigre’ y térmicas

Leer más

Otro mantenimiento programado pero no ejecutado es el de los seis kilómetros de la vía E35-Cangahua, en Cayambe. Tampoco se concreta la rehabilitación de la vía Mitad del Mundo-Río Blanco, uno de los puntos de ingreso a Quito. La Prefectura ya comprometió 4,5 millones de su presupuesto.

En Píntag, Luisa Guamán dice que siente el abandono de las autoridades, pues ve que otras parroquias rurales sí son atendidas. “En Calderón están construyendo como locos, tal vez será porque allá buscan votos, no sé. Siempre los campesinos somos la última rueda del coche”.

El informe sobre ejecución también muestra las obras que sí se ejecutaron. La vía a Nono fue mejorada y la Intervalles también está avanzada. Aunque con retraso, hay otras en marcha, como la vía al Centro de Faenamiento de Rumiñahui.