Una lotería de siniestros se juega en las vías de Quito

  Quito

Una lotería de siniestros se juega en las vías de Quito

La falta de señalética e imprudencia al volante suman ya 112 muertos en las autopistas de la ciudad. En Calderón, los vecinos abrieron un cruce ilegal

giro en U peligroso
Giro en U. Este es uno de los dos que están separados por casi 500 metros. En horas pico el peligro es mayor.René Fraga

La colocación de giros en medio de autopistas de alta velocidad, la nula o inadecuada señalética y la impericia, sumada al exceso de velocidad de los conductores, son elementos que convierten a las vías de la capital en ruletas rusas, donde los accidentes, choques y muertes se sortean a diario.

Los escenarios más recurrentes se sitúan en las avenidas E35 o Panamericana Norte, Simón Bolívar, General Rumiñahui, Galo Plaza Lasso y Mariscal Sucre. Así lo sostienen los moradores de estos sectores y la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) lo corrobora, a través de un estudio realizado recientemente, en donde se determina que el exceso de velocidad es la causa principal de los siniestros, seguido de la incapacidad para ceder derecho de vía, el irrespeto de las señales de tránsito, donde las hay, y conducir bajo efectos del alcohol o de estupefacientes. Solo en este año se contabilizan ya 947 heridos y 112 fallecidos. La mayoría de casos (37,33%) se reporta en edades comprendidas entre 20 y 30 años.

accidente La Libertad

Una mujer muere aplastada por un bus de transporte público en La Libertad

Leer más

En este documento también se califica a cinco tramos como los puntos más calientes. Dos de ellos están en la avenida Simón Bolívar, hacia el sur. El uno, en el sector de La Argelia y el otro, a la altura de la loma de Puengasí. En el norte, en cambio, están el intercambiador de Carcelén, los kilómetros 8 y 9 de la Ruta Viva, un tramo de la avenida Mariscal Sucre, así como la Panamericana Norte, donde hubo siete decesos por atropello (2022) y también choques de menor impacto, entre automóviles y camiones, principalmente.

Pero el riesgo no solo obedece a la ausencia de señalización o a la inadecuada planificación vial que tiene la ciudad, sino también a la imprudencia y mala educación ciudadana, como lo explica el arquitecto y director de proyectos urbanos, Felipe Corral.

Él sostiene que la nula existencia de señalética horizontal y vertical en puntos donde amerita su colocación es uno de los elementos que agrava la situación. “En arterias que son de alto y rápido flujo no deben existir elementos que dificulten u obstaculicen la circulación, pero sí deben ubicarse señales de tránsito que informen al conductor de límites de velocidad, semáforos, giros, etc. Quito adolece de esto a simple vista; incluso después de una repavimentación la calle se queda sin señalización por períodos largos. Para atravesar la ciudad, ingresando por el sur o norte, la tarea es muy difícil”.

parterre destruído
Vandalismo. El parterre fue destruido para hacer un cruce rápido hacia la vía principal o al giro.René Fraga

La arquitecta y urbanista Alba Núñez concuerda con su par y sugirió al Municipio conectar los asentamientos poblacionales a través de vías locales o de menor jerarquía. “Localizar las señales de tránsito en función de la tipología de la red es clave. Las vías arteriales cada vez cambian su tipología y estas que se mencionan no deben tener giros u obstáculos, debido a la misma velocidad que ya fue predeterminada”.

Pero el irrespeto ciudadano ante la infraestructura vial ya diseñada y dos giros seguidos en U son otras aristas que inquietan a los pobladores de Calderón.

Romel Figueroa vive en el barrio La Candelaria, situada a un costado de la Panamericana Norte. Él cuenta que hace dos años, un grupo de vecinos destruyó una parte del parterre que separa uno de los cinco carriles de esta gran arteria, y que debido a eso se habilitó el paso de los vehículos que salen desde la secundaria Leonidas Proaño, situada a un costado. “La gente busca el peligro y por eso se quedan aplastados en media vía. Hace tres meses, un joven y su esposa fueron embestidos por un carro que no avanzó a frenar ante la improvisada salida del motorizado”, agrega.

Rodolfo Baquerizo

La Baquerizo Nazur y Benjamín Carrión estarán cerradas al tránsito hasta el domingo

Leer más

Este Diario constató, durante dos horas, que vehículos de todo tipo se jugaron la vida atravesando este paso ilegal y también en los dos giros, donde no hay señalización ni semaforización, pero la acumulación de carros es notoria.

Según la ley, el límite de velocidad en vías de este tipo no debe superar los 90 kilómetros por hora, pero tampoco se cumple con esta disposición.

Pero los pedidos para resolver estos contratiempos, desde el vecindario hacia las autoridades del Cabildo, no han cesado, pese a que el silencio ha sido la única respuesta recibida.

Se hizo la inspección y no se ha autorizado ningún corte de vía. Notificaremos a la agencia de Control para que inicie un proceso sancionador y se intervenga urgente

Ana María Sánchez

administradora zonal de Calderón, en el norte Quito

Rocío Muzo, otra moradora, añade que por varias ocasiones han solicitado la colocación de un semáforo y el cierre de uno de los dos cruces, así como la reparación del parterre, pero solo los han ignorado. “Deberían cerrar uno de los dos giros en U que hay. Todos los días hay choques a causa de esos pasos. No tenemos un tiempo de paz, libre de tanta desgracia”.

Este Diario se contactó con la Empresa de Obras Públicas (Epmmop) e indicaron que después de realizar una inspección en este lugar podrán emitir un informe técnico, para determinar cuál sería la mejor solución vial en la E35.

Sobre el parterre, Ana María Sánchez, administradora zonal de Calderón, dijo que “no se ha autorizado ningún corte de vía”, y notificarán a la Agencia de Control para que inicie un proceso sancionador y se repare este espacio.

La gente provoca los accidentes, busca el peligro y las autoridades ponen señales de tránsito por poner. En unos lados hay un montón de semáforos y aquí ni uno

Romel Figueroa

morador del barrio La Candelaria