Quito

Inclusión: la mendicidad en las calles de Quito se duplicó

La entidad señala que han ampliado el número de albergues en la urbe

personas-calle.quito
La secretaría identificó los puntos de encuentro y pernoctación de personas en situación de calle.Henry Lapo

La Tribuna de los Shyris, las calles del Centro Histórico e incluso las cavernas en los alrededores de quebradas en zonas como El Tejar se han convertido en hogar para cientos de personas en situación de calle.

Según datos recientes de la Secretaría de Inclusión, la mendicidad en Quito se ha duplicado en las calles de la capital, producto de la pandemia.

Gabriela Quiroga, titular de la entidad, indica que, según las cifras que manejan, el índice de personas que hoy por hoy viven en las calles son más de 3.000, aunque las estadísticas varían acorde a la movilidad de la población.

“El índice de personas habitantes de calle ha aumentado a raíz del problema de movilidad humana interna, por eso trabajamos en el plan retorno para que puedan regresar a sus provincias de origen o a sus países de origen”, indicó.

Los casos de mendicidad se incrementaron desde finales del año pasado.

La mendicidad se propaga en las calles de Quito

Leer más

Adicionalmente, para este nuevo confinamiento parcial, la entidad ha identificado los principales puntos de pernoctación, desde donde brigadas del Patronato San José hacen el abordaje para que estos accedan a ir a un albergue.

Tres centros adicionales, como la Casa del Hombre y el Hogar de Paz se han reforzado en respuesta al crecimiento de estos índices.

Quiroga agregó que también se está trabajando en propuestas normativas para abordar esta problemática.

“Se trabaja en una ordenanza para tomar en cuenta a estas personas y que sean libres de los peligros de la calle. La ordenanza busca la disminución de personas en estas condiciones”, explicó.

Con este mismo fin se lanzó la campaña ‘Quito Con Conciencia’, que busca erradicar el trabajo infantil en las calles del distrito, otro efecto nocivo generado por la pandemia.

“En 2019 evidenciamos que el trabajo infantil disminuyó por las campañas preventivas, pero desgraciadamente el año pasado muchos servicios de contención cerraron por el peligro de contagio, aumentando el índice de niños en las calles exponencialmente”, dijo.