Gimnasios continúan al 50 % de aforo; ¿se cumple?

  Quito

Gimnasios continúan al 50 % de aforo; ¿se cumple?

En septiembre de 2020 se aprobó el plan piloto de reactivación. Todos los gimnasios ya están operando, pero no se realizan controles específicos

Gimnasio Quito
Para entrenar los usuarios deben llevar dos toallasKarina Defas

Ha pasado más de un año desde que el COE Nacional resolvió aprobar el plan piloto para la reactivación de los gimnasios a escala nacional. En ese entonces, en Quito 146 establecimientos se inscribieron para reabrir sus puertas. Hoy por hoy ya no existe el plan piloto.

Desde la Secretaria de Salud del Municipio de Quito se informó que a partir de septiembre de 2021 el Cabildo retiró la restricción para que todos los gimnasios puedan operar. Desde entonces, estos centros de entrenamiento pueden recibir a sus clientes; eso sí, cumpliendo las medidas de bioseguridad, como el uso obligatorio de mascarilla, desinfección de las instalaciones, distanciamiento social y entre máquinas y toma de temperatura. El aforo permitido es del 50 %.

Ejercicios

Coronavirus: ¿Cuándo y cómo volver a hacer ejercicio después de haber tenido covid-19?

Leer más

“En un inicio no autorizamos el funcionamiento de los establecimientos donde se practican deportes de contacto”, explica Sandra Carrera, técnica de la Coordinación de Gestión de Procesos y Calidad de Servicios de Salud del Municipio.

Aunque al recorrer algunos establecimientos podría percibirse la violación de estas medidas, no es así. O al menos hasta la Agencia Metropolitana de Control no han llegado denuncias formales de aquello.

Este ente informó a EXPRESO que desde la reactivación total de los gimnasios, solo se han recibido dos denuncias por presuntos incumplimientos de las medidas sanitaria.

Vacunación masiva_Quito

Ómicron: Sube la afluencia en los centros de vacunación y baja en las aulas

Leer más

Una denuncia fue en contra de un gimnasio en el centro de la ciudad, donde se acusaba a su propietario de haber convertido el establecimiento en una discoteca. Se realizó el respectivo operativo y se constató que en el sitio se daban clases de zumba.

El otro caso denunciado corresponde a un centro de entrenamiento en el norte de Quito que presuntamente no respetaba el aforo. Allí también se verificó que el establecimiento cumplía con las medidas de bioseguridad, que contaba con los permisos y tenía un registro de los usuarios que día a día hacían uso de sus instalaciones.

Sin embargo, aunque en los centros de entrenamiento existe el riesgo de contagio, en la capital no se realizan operativos programados para verificar las medidas de bioseguridad. Tampoco se cuenta con cifras o información de posibles contagios que se hayan originado en estos espacios.

Ante la posible llegada de la variante ómicron, cepa de alta peligrosidad de la COVID-19, aún no se determinan acciones para prevenir contagios en los gimnasios de Quito. “Al momento se están tomando todas las observaciones que dicte el COE Nacional y también se hace seguimiento a los datos otorgados por el Ministerio de Salud Pública”, dice Carrera.