El exdirector de Conquito denuncia repartición de puestos con fines políticos

  Quito

El exdirector de Conquito denuncia repartición de puestos con fines políticos

El anuncio lo hizo este miércoles durante la entrega de capitales semilla a emprendedores quiteños

Wilson Merino, exdirector Conquito
Sorpresa. Wilson Merino presentó su renuncia al final de una premiación.Henry Lapo

Al final de una alegre ceremonia de entrega de capital semilla a emprendedores quiteños, el que hasta ese momento era el director ejecutivo de la agencia de promoción económica Conquito, Wilson Merino, anunció su renuncia irrevocable.

Los 80 ganadores de la primera convocatoria de la iniciativa FONQuito 3000 se quedaron atónitos ante el anuncio.

Posteriormente, Merino detalló mediante un comunicado que lamentaba la “dinámica de repartición de puestos, con base en compromisos políticos”, en la que se buscaría incluir a Conquito, aunque no especificó nombres ni cargos. Esto impactaría directamente en la continuidad de procesos y la solidez de las instituciones.

idea-g12f045ad7_1280

Un programa busca llevar a emprendedores ecuatorianos a Israel

Leer más

El exfuncionario puso a disposición su cargo hace dos meses por la situación política que vivía la ciudad con la pugna entre Jorge Yunda y Santiago Guarderas por la Alcaldía. Sin embargo, la autoridad municipal lo ratificó en el cargo.

Ahora, Merino se niega a alinearse “con estas prácticas de la vieja política que tanto daño hacen al país y que han avergonzado a la ciudad”. Criticó también la supuesta política “del borra y va de nuevo” que afectaría la consecución de las iniciativas que buscan incentivar a los emprendedores de la capital.

Durante el evento, un sonriente Merino entregó 240.000 dólares repartidos entre los ganadores. Este capital semilla se concedió después de una evaluación que determinó que los proyectos tenían potencial de crecimiento.

El capital entregado está acompañado de capacitaciones y mecanismos de vinculación de sus propuestas al mercado, con la finalidad de que los recursos sirvan para transformar sus comercios, además de facilitar la generación de nuevos modelos de negocio que hagan frente a la informalidad que afecta a 1 de cada 2 trabajadores de la región, según estudios de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).