El colapso de una casa es un aviso para el resto de vecinos

  Quito

El colapso de una casa es un aviso para el resto de vecinos

En la Cinco de Junio, la tradicional calle del sur, hay preocupación por el estado del resto de las viviendas. Los moradores piden análisis estructural

WhatsApp Image 2022-05-19 at 4.58.54 PM (1)
Calle. Los vecinos evitan pasar por la calle por el temor de que otra vivienda colapse, ya que hay estructuras que tienen más de 50 años de construcción.Gustavo Guamán / Expreso

Los vecinos de la calle Cinco de Junio y Ricardo Jaramillo, en el sur de Quito, quedaron asustados luego del colapso de dos viviendas.

Ocurrió la madrugada del sábado, pero el recuerdo del estruendo y el temblor que causaron no se van de su mente, sobre todo porque temen que pase lo mismo con sus casas.

“Salí a ver y me di cuenta de que no quedó nada”, recordó Alexandra Enríquez, residente.

Al sitio llegaron funcionarios de la Secretaría General de Seguridad y Gobernabilidad, Comité de Operaciones de Emergencia, Cuerpo de Bomberos, empresas de Agua Potable y Obras Públicas.

Se tomaron las primeras acciones, como dar albergue a siete personas que residían en las casas colapsadas y cerrar el paso. Pero los vecinos quieren una intervención integral.

COLAPSO

Una persona muere tras ser aplastada por la estructura de una tribuna en el norte de Quito

Leer más

“Necesitamos que hagan una inspección en todas las viviendas, podemos correr peligro”, dijo la moradora.

Son 10 casas mixtas que los vecinos presumen que podrían tener problemas estructurales, ya que son antiguas. “Son de construcción mixta, de adobe y cemento, por eso nos da miedo”, comentó Enríquez.

Ella quiere saber si corre peligro para avisarle a su casera y tener tiempo de buscar otro departamento. “Necesitamos al menos dos semanas para buscar un buen lugar”.

César Mena, propietario de uno de los inmuebles, relató que para hacer algunos arreglos debió cumplir ciertos trámites en el Municipio de Quito, pero no tiene claro si es patrimonial o no.

“Algunas tienen cosas de cemento. La que se cayó tenía lozas que las bases no iban a soportar”, explicó.

Eso lo tranquiliza un poco, porque no se trataría de problemas del suelo. “De todas formas, necesitamos que se levanten informes al menos de estas 10 casas”, enfatizó.

Sixto Eras, director de Gestión de Riesgos del Municipio, dijo que se tiene previsto hacer un análisis de estas casas.

“Primero para determinar cuáles son patrimoniales y cuáles no”, agregó el funcionario.

Sin embargo, las acciones están limitadas, puesto que los técnicos solo pueden advertir a los propietarios sobre el estado de las casas, para que ellos realicen trabajos de intervención.

“En bienes privados no podemos usar recursos públicos”, aclaró Eras. Cada propietario debe contratar a los técnicos para que evalúen el estado.

Luego de las primeras inspecciones se determinó que el colapso no se debió a problemas en el terreno o la pendiente de la montaña. “Esa estructura ya estaba en peligro y tenía apuntalamientos, pero no eran suficientes”, recalcó.

Aun así, dos familias seguían viviendo en el inmueble, aunque afortunadamente nadie resultó herido o fallecido, puesto que no estaban en el momento de la caída.

WhatsApp Image 2022-05-19 at 4.58.54 PM
Estructura. Hay casas que fueron hechas de adobe, otras con mezcla de materiales. A esto se suma la falta de mantenimiento de sus propietarios.Gustavo Guamán / Expreso

En febrero pasado, otra casa colapsó en el sector de la quebrada Oasis, en San Antonio de Pichincha. La vivienda tenía 10 años de encontrarse deshabitada y según el Municipio, el problema fue que la edificación estaba muy cerca de una quebrada.

Con la llegada de las lluvias, en los últimos días, se han presentado problemas estructurales. En El Conde 1, por ejemplo, se registró hace cuatro días el desprendimiento de la acera y el bordillo de una vía.

La parte de la acera, que era de adoquín, cayó al patio de una casa, pero no hubo personas heridas. La recomendación es que cada dueño revise el estado de su residencia y reporte.

En caso de no poder habitar una vivienda, la alcaldía cuenta con albergues. Además, los afectados pueden hacer uso del fondo de emergencia para recuperar sus enseres o recibir alimentos y kits de aseo.

Atención

La ayuda a familias afectadas

En marzo pasado, dos familias de San Carlos del Sur resultaron damnificadas debido al colapso estructural de sus viviendas. Otro caso similar ocurrió en febrero en el sector de San José de Morán, donde varias casas sufrieron importantes daños en paredes y muros. Para atender estos casos, las personas deben llamar a la Unidad Fondo de Emergencia de Emseguridad. Los técnicos atienden situaciones de deslaves, inundaciones, incendios estructurales, entre otros eventos.