Cinco tramos de avenidas de Quito bajo riesgo de accidentes

  Quito

Cinco tramos de avenidas de Quito bajo riesgo de accidentes

Un informe determina que la falta de señalización es una de las causas de los siniestros. En este año ya se han registrado más de 1.000 percances

siniestros de tránsito
Destrucción. A la altura de la Loma de Puengasí un automotor pesado se llevó el paso peatonal al no calcular su paso por la altura de la estructura.Archivo

Las cifras alarman. En lo que va del año, en la capital se han registrado más de 1.563 accidentes de tránsito.

Lo dice un informe de accidentabilidad de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) que fue elaborado por una consultora.

Se han emitido alrededor de 30.000 sanciones y multas de tránsito. El exceso en los límites de velocidad figura como la causa principal de los siniestros, señala el documento.

Esos percances han dejado 947 heridos y 112 personas han fallecido en los distintos accidentes en las vías. El informe da cuenta de cinco tramos de vías en los que se produce la mayor siniestralidad.

¿Dónde están? Al menos dos se encuentran en la avenida Simón Bolívar. El uno se ubica en el sector de La Argelia y el otro a la altura de la loma de Puengasí. El Intercambiador de Carcelén, los kilómetros 8 y 9 de la Ruta Viva y un tramo de la avenida Mariscal Sucre son los sitios de riesgo, según el informe que analizó las causas de los accidentes, por qué se producen y las zonas de riesgo.

La directora de la AMT, Silvana Vallejo, señala que en la avenida Simón Bolívar la falta de señalización y el exceso de velocidad son parte de las causas que provocan los siniestros.

El primer aspecto es responsabilidad de Obras Públicas, mientras que en la colocación de radares podría intervenir la AMT para disminuir los riesgos. Menciona que para reducir la siniestralidad, la AMT impulsa campañas de capacitación y educación vial. Una de ellas se hará la próxima semana. Involucra a 6.000 conductores de unidades escolares ante la proximidad de la apertura de las clases en la región Sierra.

Vallejo destaca que además de la velocidad y la embriaguez de los conductores también provocan accidentes viales.

Una de las preocupaciones que expresa la funcionaria es que la mayoría de fallecidos se encuentra entre 15 y 30 años y en esos casos es la imprudencia la mayor causa.

Con Aneta, la Agencia Metropolitana de Tránsito ha impulsado alianzas para concienciar a los conductores sobre no manejar cansado, ni bajo los efectos de drogas, en estado etílico y hacer caso a las señales de tránsito.

Reconoce que lo que impulsen las entidades siempre va a ser insuficiente. Aclara que no en toda la avenida Simón Bolívar o Mariscal Sucre hay el problema, son ciertos tramos.

BUSES INTER E INTRAPROVINCIALES

En 2022 hay menos muertes en las carreteras que en los últimos tres años

Leer más

Cristóbal Buendía, director del Observatorio de Movilidad, indica que la propuesta de ese organismo siempre ha sido que debería haber un mejor control en las vías. Eso significa señalética y presencia de agentes civiles de tránsito para guiar a los conductores.

Opina que hacen falta campañas de información para dar a conocer cuáles son las condiciones que tiene la vía en cuanto a límites de velocidad, zonas de riesgo y otros factores.

Apoya el tema de la capacitación de los conductores porque la mayoría de accidentes que se han producido en las vías han sido por impericia, falta de destreza y falta de condiciones de los choferes para conducir los vehículos.

La mayor parte de involucrados en accidentes son propietarios de vehículos particulares que exceden los límites de velocidad. En 2021 hubo un incremento de 4,81 % de incremento de fatalidades en comparación con 2019.

accidente

112 siniestros de tránsito se registraron este fin de semana, en Guayaquil

Leer más

Pero, en las calles de Quito también se producen percances. El irrespeto del pare es una de las causas. Entre la calle Robles, en las intersecciones de la Juan León Mera, Reina Victoria, avenida 6 de Diciembre y calle Tamayo se registraban al menos tres accidentes por semana, entre choques y colisiones. Ni la colocación de los discos pare de mayor tamaño han detenido los accidentes de tránsito.