Cinco días dedicados a difundir el ‘Patrimonio Vivo’ ecuatoriano

  Quito

Cinco días dedicados a difundir el ‘Patrimonio Vivo’ ecuatoriano

Las actividades se desarrollan en el palacio La Circasiana, en Quito

Foto de Sistema Granas (9829855)
Actividad. Turistas recorren una de las áreas patrimoniales nacionales.
Agencia EFE

El Ministerio de Cultura y Patrimonio y el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) abren las jornadas ‘Patrimonio Vivo’, entre este domingo 26 y el 27 de enero de 2023, en el palacio La Circasiana.

WhatsApp Image 2023-01-22 at 15.01.54

Quito, sede del Seminario Internacional sobre Calidad y Acreditación Universitaria

Leer más

El evento de inauguración tendrá lugar mañana martes, con la firma del Código de Ética con enfoque de género para la práctica arqueológica. “Este es el primer instrumento jurídico emitido por una entidad pública que tiene como objeto orientar y fortalecer el ejercicio profesional, inclusivo, diverso y equitativo, que elimine las formas de violencia, acoso y agresión en contra de mujeres, comunidades LGBTIQ+, personas con discapacidades, además de las comunidades indígenas, campesinas, montuvias y afrodescendientes”, menciona el INPC en su anuncio en su página web.

ProgramaciónHabrá visitas guiadas, exposiciones, conferencias como ‘Mujer: semilla y memoria’, ‘Del monumento a la técnica’, entre otros eventos.

Añadió que esta normativa fortalece el Sistema Nacional de Cultura al crear el Comité de Ética, cuerpo colegiado que velará por el adecuado cumplimiento de la norma, además de reconocer e incentivar los comportamientos positivos dentro de esta profesión.

Del mismo modo, en este espacio de diálogo los visitantes podrán conocer las Líneas de Fomento de la Memoria Social y el Patrimonio Cultural, una estrategia que ha transformado significativamente la gestión, reflexión, investigación y puesta en valor del patrimonio cultural, con la participación de las comunidades, trabajo implementado desde 2021.

Hasta el momento existen 137 proyectos ejecutándose en 121 cantones y 186 parroquias, con 1,5 millones de beneficiarios directos e indirectos a nivel nacional, fortaleciendo así las prácticas de salvaguardia de los conocimientos ancestrales que conforman el patrimonio cultural y la memoria social. EFE