Una brecha laboral genera brega entre los capitalinos

  Quito

Una brecha laboral genera brega entre los capitalinos

220 plazas de trabajo están disponibles en Emaseo. Más de 10 mil personas hicieron fila para llenar las vacantes de barrenderos y recolectores

fila interminable EMASEO
Interminable. Así fue la fila que se formó en los exteriores de la empresa de Aseo.Gustavo Guamán

Stalin Corrales, de 34 años, es una de las casi 10 mil personas que se apostaron ayer en los exteriores de la Empresa Pública de Aseo (Emaseo), en la avenida Occidental, norte de Quito, para solicitar el trabajo de barrenderos y recolectores de residuos.

Llegó a las 04:00, desde Latacunga, y hasta el mediodía, era el aspirante 400. La interminable fila se formaba sobre la avenida Mariscal Sucre, y descendía por la Mariana de Jesús hacia la América.

Desde hace tres años no consigue empleo fijo. La empresa donde trabajaba como mensajero quebró por la llegada de la pandemia. La mala racha lo acompaña, cuenta.

“Perdí mi matrimonio. No tenía con qué mantenernos y nos separamos. Mi hijo recién nacido tiene una enfermedad del corazón que le detectaron hace poco y también tengo encima un juicio de alimentos”.

thumbnail_shutterstock_284884043

Cómo superar un despido siendo el jefe del hogar

Leer más

Pese al exceso de personas que se hicieron eco de la convocatoria pública realizada por Emaseo, Corrales guarda la esperanza de ser uno de los 220 beneficiados que requiere la entidad municipal.

“No pierdo la fe en Dios. Sé que él es el único que lo puede todo. Le he pedido tanto. Y miedo al trabajo no tengo. Solo espero que no haya cosas chuecas a la hora de escoger al personal”.

Luis Castellanos también llegó a las 04:30. Un vecino conocido lo trasladó al sitio, desde Chillogallo, sur de la ciudad.

La mayor parte de su vida ha trabajado como chofer profesional, conduciendo todo tipo de vehículos, pero en esta ocasión está dispuesto a asumir nuevas oportunidades que la vida le otorgue, siempre y cuando sea algo honrado.

amanecidos Emaseo
Amanecidos. Desde las 14:00 del miércoles, varias personas pasaron la noche en la avenida Mariscal SucreGustavo Guamán

“Llevo más de un año y medio en la desocupación. Mis opciones y oportunidades se reducen a medida que veo que llega más gente. Unos son más jóvenes, otros no tanto. A más de eso ya empezaron a hacer negocio de esto. Algunas personas de la fila venden el espacio en hasta 10 dólares”.

Más hacia el norte, 200 metros antes de la entrada principal a la institución, Amanda Chávez, otra aspirante, aguarda pacientemente.

En sus manos lleva una silla plástica y una cobija. Vive en la Mena 2, sur de la urbe, y llegó a las 02:00 para “jugársela el todo por el todo”.

Experiencia en limpieza de oficinas y casas es lo que le sobra, manifiesta. Prestó sus servicios por años en una empresa dedicada a estos menesteres. También cerró por la COVID-19. Ahora, el salario que percibe su esposo ya no es suficiente para mantener el hogar, agrega.

desempleo

La tasa de desempleo acentúa su caída en mayo

Leer más

“No me da miedo barrer calles o limpiar espacios públicos. Todo trabajo es digno y más aún en tiempos donde la necesidad es mayor”.

Como ella llegaron adultos mayores, jóvenes, mujeres con niños en brazos, unos solos y otros acompañados por familiares. Todos albergaban la ilusión de dejar las filas del desempleo.

Hasta el mediodía, el gerente de Emaseo, Francisco Poveda, indicó que dos mil carpetas fueron receptadas físicamente y tres mil por correo electrónico.

“Es necesario aclarar que el trámite online también es válido. No es necesario generar la aglomeración o pernoctar en las afueras”.

También enfatizó que el proceso de selección será transparente, controlado y supervisado por él mismo.

“Confío en el personal que tengo y sé que se actuará bajo el marco de la ley. No habrá compadrazgos o contrataciones por recomendaciones de ningún tipo. Todos tienen las mismas oportunidades”.

mujer emaseo
Equipada. Amanda Chávez llegó con ayuda para aguantar el frío y cansancio.Kátherin Heredia

Los preseleccionados deberán sujetarse a una segunda etapa, en donde se les practicará pruebas físicas para valorar sus condiciones y agilidad a la hora de retirar desechos de las calles, mientras los vehículos circulan junto a ellos. Exámenes psicológicos, de cultura general y una última entrevista personal también serán parte del filtro.

Los ganadores se incorporarán a sus funciones en agosto de este año, bajo la modalidad de contratación indefinida. Para cubrir estos salarios anualmente, el Municipio destinará casi un millón de dólares.

Para aquellos que no sean escogidos, Poveda indicó que serán ingresados a una base de datos institucional para considerarlos en futuros trabajos temporales, en meses especiales como diciembre.

Prueba PCR

La pandemia generó la pérdida de 25 millones de empleos en América Latina

Leer más

El viernes 15 de julio al ser el último día de postulación, solo se receptarán las hojas de vida mediante e-mail.