Quito

Un barrio de Guayllabamba bajo el agua tras el desbordamiento de un río

La subida del río Quinche requirió la evacuación de las casas de El Molino

Lluvias-Guayllabamba
Veinte familias en siete viviendas de la localidad resultaron damnificadas.René Fraga

Con machete en mano, los habitantes del barrio El Molino, en la parroquia Guayllabamba, intentaban quitar los escombros del río Quinche que inundó sus hogares la tarde del miércoles pasado.

El caudal no bajaba y por más esfuerzos que hicieron, los electrodomésticos y muebles simplemente se echaron a perder, pues el agua subió a más de un metro de altura.

“Movimos la lavadora, pero ya se dañó, el lodo entró a todos los cuartos”, dijo Galo Puma, morador de este barrio.

El aguacero los sorprendió aproximadamente desde las 18:30. “Fue por un rato, pero estuvo fuerte. Solo vimos cómo el agua entró rapidito en las casas”, comentó Mercedes Puma, otra moradora.

Al sitio llegaron funcionarios de la Secretaría de Seguridad y Secretaría de Inclusión para evaluar los daños.

“Estamos atendiendo sobre todo a niños, adolescentes, personas con discapacidad y adultos mayores”, explicó Gabriela Quiroga, secretaria de la cartera municipal.

Además de los daños a las viviendas, una mujer de 65 años resultó herida, luego de que se cayera a causa del lodo en las gradas de su casa. Fue rescatada por miembros del Cuerpo de Bomberos de Quito.

Como respuesta a la situación invernal, se activó el fondo de emergencia para ayudar a las veinte familias que quedaron damnificadas. “También estamos receptando donaciones para entregarlas ordenadamente”, agregó Quiroga.

LLUVIAS EN BARRIOS DE (33135094)

Las lluvias ponen en riesgo a setenta y ocho barrios de la capital

Leer más

Los damnificados indicaron que, además de sus pertenencias, también perdieron algunos animales de granja, como gallinas y cuyes que eran parte del sustento de esta comunidad del norte del distrito.

“Dormimos en casas de familiares que viven cerca, pero no sabemos qué pasará con nosotros”, comentó Galo Puma.

Las lluvias han afectado a numerosos barrios de la capital, con un registro promedio de diecisiete emergencias a la semana, entre las que están inundaciones, deslizamientos y colapsos estructurales. Setenta y ocho barrios han sido declarados como zonas de alto riesgo por el Cabildo.