Quito

Aprendiendo a utilizar la bicicleta

Organizaciones de ciclistas como Ciclópolis y Biciacción tienen proyectos

WhatsApp Image 2021-07-17 at 13.33.53
Aprender. Los adultos también cuentan con iniciativas para sacar su bicicleta para pasear.Henry Lapo / Expreso

Nunca es tarde para aprender a usar bien la bicicleta en el espacio urbano. Usted puede tener 40 o 50 años, y tiene las mismas capacidades para aprender a montar ese vehículo que tradicionalmente se aprende a hacerlo cuando somos muy niños.

Durante la pandemia, varias iniciativas han surgido en Quito para enseñar su uso y, sobre todo, las normas de tránsito que protegen a los ciclistas.

Además que en estas épocas de confinamiento, la bicicleta resurgió como el medio de transporte de elección para sortear las restricciones de movilidad cuando estaban en vigencia.

Según el informe de rendición de cuentas de 2020, que emitió la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) a principios de julio, al menos 15.416 personas accedieron al sistema de bicicletas públicas del Municipio capitalino durante la pandemia.

Diego Puente, uno de los promotores de la Fundación Ciclópolis y del ciclopaseo de todos los domingos en Quito, mantiene un convenio con Mundo Juvenil en el parque La Carolina para enseñar a manejar bien y con responsabilidad la bicicleta a los niños durante las vacaciones.

“Tenemos un grupo de 25 jóvenes que está muy emocionado por aprender. Este es un proyecto nuevo que nació durante la pandemia, para que los más pequeños puedan aprender en un espacio controlado como lo es el parque La Carolina”, dijo Puente.

La educación vial -con las leyes y señalización de tránsito- es vital para Ciclópolis, es por eso que aprender a usar la bicicleta solo es un paso para practicar dentro del mundo del ciclismo.

Desde este colectivo comentan que no hay agentes de tránsito suficientes que estén pendientes de las ciclovías o del ciclopaseo de los domingos, y que los ciclistas están a merced de los conductores que no respetan los espacios por donde ellos circulan.

En mayo de este año, por la avenida Colón, un autobús tratando de rebasar a otro se montó sobre la ciclovía y con la parte de atrás del vehículo, atropelló a un ciclista. Tanto la AMT como la Secretaría de Movilidad municipal iniciaron una investigación.

“Es importante que los actores de movilidad de la ciudad no dejen de capacitarse en torno a las leyes de tránsito y a la convivencia entre los diferentes vehículos que habitan la ciudad”, dijo Iván Rodríguez, educador sobre las leyes de tránsito, ciclista urbano y antiguo miembro de la organización Biciacción.

Para Rodríguez, lo primero que hay que hacer para que los ciclistas, las ciclovías y los ciclopaseos dejen de ser “una novedad redescubierta” por la pandemia, es mirar hacia los mecanismos legales que ya existen para proteger estos espacios: la Ley de Tránsito y la ordenanza municipal número 194-2017.

“En las reformas a la Ley de Tránsito hechas por la antigua Asamblea Nacional, hay una indicación donde se pide que el Ministerio de Educación, desde primero de básica, incluya en las materias escolares la convivencia vial”, dice Rodríguez.

En este punto, el tema de los semáforos es de sumo interés para los ciclistas, porque no existe una señalización fija en estos aparatos para que los ciclistas puedan circular. No hay un color o una figura en el semáforo que permita al ciclista pasar, como sí existe para el peatón.

“Los ciclistas, en el proceso de semaforización, son considerados motociclistas. Hay que respetar la pirámide de la movilidad, así como debe haber la señalización necesaria y adecuada. Por ejemplo, en plena avenida Amazonas hay lugares donde no hay semáforo civilista, habiendo el lugar y hasta estando programado ya el tiempo, como en la avenida Eloy Alfaro”, dijo Rodríguez.

En Ciclópolis crearon una iniciativa que se llama ‘Ciclopaseos barriales’, y básicamente se trata de replicar, en menor medida, el ciclopaseo dominical de Quito que consta de 30 kilómetros y cierra cuatro avenidas principales de la ciudad.

Los ciclopaseos barriales cierran una parte de la vía principal del barrio escogido, y además de andar en bicicleta se dan charlas sobre su buen uso y las leyes que protegen a los ciclistas.

“Comenzamos en la Gonzalo Suárez y tuvimos una muy buena acogida. Ahora queremos ir al Quito Tenis, al barrio Cotocog, La Paz y La Floresta”, dijo Puente.

Biciacción tiene un grupo de 10 personas, todos los jueves a partir de las 19:00 convoca a los ciclistas que quieran hacer rutas hasta el parque Metropolitano, el Bicentenario o el sur de la ciudad.

Se reúnen en el parque El Ejido por donde está la cachucha y algunas tiendas de ventas de bicicletas que les prestan apoyo.

Iván Rodríguez ofrece clases de manejo de bicicletas a niños durante las vacaciones escolares y les enseña a repararlas y los equipos básicos que siempre deben tener a la mano cuando salen a manejar y puedan solventar algún inconveniente mecánico.

Otro grupo que se denomina ‘El sur en bici’ sale todos los miércoles a las 19:00 desde la plataforma gubernamental del sur y recorre varios barrios de este sector de la ciudad.

Cada una de estas iniciativas promueve el buen uso de la bicicleta, y desde Ciclópolis han tratado de reunirlas para presentar proyectos a la Alcaldía y en especial al Metro de Quito, para que las estaciones del subterráneo tengan espacios como parqueaderos de bicicletas y accesos especiales para ciclistas. Creen que una ciudad con más ciclistas es más amigable con todos sus habitantes.

campaña Masa Crítica

Colectivo local se suma al pedido de crear un campaña de respeto a ciclistas

Leer más