Torcer Constitución para conspirar

  Opinión

Torcer Constitución para conspirar

Como un absurdo varios juristas y constitucionalistas del país caracterizan al informe de la Comisión de Asuntos Constitucionales al plenario, que pide la destitución del presidente, porque según ellos los Pandora Papers y el presidente han producido “grave conmoción interna”. Dicen que tiene “una idea chueca del derecho constitucional, una bobada jurídica, etc.”. Mientras que gramáticos y profesores dicen que es un “documento” para enseñar ortografía y sintaxis a sus alumnos. Los juristas expresan que cualquier estudiante de primer semestre de derecho con nociones de Filosofía y Fundamentos del Derecho, Lógica Jurídica, etc., no haría tal cosa. Se constata que es prueba desvergonzada de qué, cómo y cuánto los políticos son capaces torcer el Derecho y la Constitución. Por eso correístas y algunos de Pachakutik creen que la Constitución es un muñeco de ventriloquía.

Es de Ripley, pues son los correístas quienes incubaron e impusieron la Constitución del 2008. Sin embargo no tienen nociones elementales del contenido de cada capítulo y articulado. Esto evidencia el informe en cada párrafo y página. Intento comprender y explicar por qué correístas y un sector de Pachakutik pretenden hacer del absurdo una verdad, y de la irracionalidad algo lógico. Lo esencial es que buscan, como perdedores de elecciones, tener algo que los cubra de la evidente incapacidad que exhiben en cada sesión. Sobre todo, aspiran a crear un hecho político para debilitar la democracia, chantajear al presidente y creer que pueden presentarse como políticos y partidos alternativos al actual gobierno. Quieren ocultar que ellos, desde la institucionalidad, ya atracaron al país. Los otros también son partícipes y actores de la grande destrucción económica y urbana que dejó el octubre del terror del 2019. En esencia eso buscan. Y detrás, el proyecto de Iza. Por eso un ala de Pachakutik conspira desde la Asamblea. Esto explica por qué, desde afuera, comenzaron a calentar calles, bloquear carreteras e impedir la libre movilidad de los ecuatorianos. Mucho les costará a la Conaie-Pachakutik desmarcarse de sus hermanos izquierdistas, de dentro y fuera de la Asamblea. Luego del diálogo del 10 quieren cambiar pero el país ya los ha identificado.Es de Ripley, pues son los correístas quienes incubaron e impusieron la Constitución del 2008. Sin embargo no tienen nociones elementales del contenido de cada capítulo y articulado. Esto evidencia el informe en cada párrafo y página. Intento comprender y explicar por qué correístas y un sector de Pachakutik pretenden hacer del absurdo una verdad, y de la irracionalidad algo lógico. Lo esencial es que buscan, como perdedores de elecciones, tener algo que los cubra de la evidente incapacidad que exhiben en cada sesión. Sobre todo, aspiran a crear un hecho político para debilitar la democracia, chantajear al presidente y creer que pueden presentarse como políticos y partidos alternativos al actual gobierno. Quieren ocultar que ellos, desde la institucionalidad, ya atracaron al país. Los otros también son partícipes y actores de la grande destrucción económica y urbana que dejó el octubre del terror del 2019. En esencia eso buscan. Y detrás, el proyecto de Iza. Por eso un ala de Pachakutik conspira desde la Asamblea. Esto explica por qué, desde afuera, comenzaron a calentar calles, bloquear carreteras e impedir la libre movilidad de los ecuatorianos. Mucho les costará a la Conaie-Pachakutik desmarcarse de sus hermanos izquierdistas, de dentro y fuera de la Asamblea. Luego del diálogo del 10 quieren cambiar pero el país ya los ha identificado.