Editoriales

Responsabilidad ciudadana

"Aprendamos a cuidarnos y a respetar al otro. Buen uso de la mascarilla, desinfección constante de las manos y distanciamiento físico".

Conforme se siguen produciendo importantes avances científicos derivados del conocimiento de las afectaciones generadas por la COVID- 19 y se cuenta con nuevas posibilidades terapéuticas debidamente probadas, deben de ir disminuyendo las restricciones que fueron obligatorias al comienzo de la pandemia.

Ahora acaba de lograrse un avance importante, suspendiendo las limitaciones a la circulación vehicular; aunque ello tendrá un costo ambiental, es evidente el impulso que otorga a las actividades cotidianas.

Toca ahora, hay que insistir, como contribución de los ciudadanos, perseverar en las medidas de seguridad en las que se insiste desde hace meses, fundamentalmente el uso de la mascarilla, la desinfección constante de las manos y el distanciamiento físico. Cabe hacer notar que en casi todos los locales de frecuente tráfico de personas, se cuenta ahora con termómetros y desinfectantes, situación que hasta hace poco solo era práctica de los supermercados, que además eran de los pocos locales autorizados a la atención del público en ánimo de no producir desabastecimiento alimentario. De todos depende evitar, con motivo de la reactivación de actividades, un rebrote que nos llevaría al estado anterior.