Red vial campesina desatendida

  Editoriales

Red vial campesina desatendida

Ni las motos, convertidas hoy en el transporte más utilizado en el agro, pueden ingresar en los lodazales que quedan tras las lluvias’.

Lo que predomina en el campo de la provincia del Guayas no son las tan esperadas obras ofrecidas durante la campaña para captar el voto popular, sino vías de llenas de lodo y charcos. Solo se han realizado trabajos en pequeñísimos tramos de la red de las zonas rurales.

Al recorrer las parroquias y recintos cercanos a cabeceras cantonales se evidencia la desatención de las autoridades provinciales. Los campesinos deben hacer malabares para sacar sus cosechas a los mercados. Ni las motos, convertidas hoy en el transporte más utilizado en el agro, pueden ingresar en los lodazales que quedan tras las lluvias. Las obras nuevas, como la construcción de la vía Playas-Puerto de Posorja, o las que se han hecho para acceder a proyectos privados, algo han mejorado la situación de las zonas aledañas, pero el progreso que beneficia a grupos empresariales no alcanza a la población de bajos recursos.La mayoría de los 5.000 kilómetros de vías secundarias y caminos vecinales está olvidada por la Prefectura del Guayas que tiene la competencia.

La ciudadanía no pueden continuar impávida ante el descuido de los gobiernos provinciales, que deben devolver en obras los impuestos que pagan los contribuyentes. El campo requiere contar urgentemente con vías en óptimo estado.