Editoriales

Priorizar el gasto municipal

"Las ciudades tienen una serie de necesidades apremiantes que deben ser atendidas con inmediatez. Cubiertas estas necesidades, cabe el arte"

El arte es la expresión de los pueblos y su difusión enriquece a las comunidades, pero destinar recursos de las ciudades al arte en medio de una profunda crisis económica y sanitaria, y enfrentando los graves problemas que ha ocasionado la estación lluviosa, no constituye una decisión acertada. Debe hacerse en el momento oportuno.

Las ciudades tienen una serie de necesidades apremiantes que deben ser atendidas con inmediatez y si bien el arte contribuye a mejorar la calidad de vida al cambiar la cara de las urbes volviéndolas más atractivas al turismo y generando trabajo, no puede anteponerse a la satisfacción de los requerimientos prioritarios de la población.

En las ciudades ecuatorianas hacen falta áreas verdes, reconstruir aceras y bordillos, bachear calles, optimizar el transporte urbano y el tránsito vehicular, reactivar sectores y barrios deprimidos, combatir la inseguridad, y primordialmente, dotar a todos sus habitantes de los servicios básicos. Cubiertas estas necesidades, cabe el arte.

La inversión en proyectos culturales debe ir acompañada, además, por una total transparencia en la contratación de las obras y permitiendo la postulación de todos los artistas en igualdad de condiciones.