Lo prioritario

  Editoriales

Lo prioritario

Contrasta el exceso de propaganda con los parterres deteriorados, llenos de maleza y basura. Incluso con estructuras en mal estado o mal ubicadas que pueden poner en peligro la vida quienes la transitan

La contaminación visual con vallas en la vía a la Costa, desde sus inicios en Guayaquil hasta Cerecita, expone el irrespeto al ciudadano, el descontrol municipal y una campaña electoral adelantada, camuflada en anuncios de obras que efectivamente evidencian que este sector es un nuevo polo de desarrollo, pero desordenado, descuidado y sin planificación, lo que hace vislumbrar un futuro de caos.

Los recursos utilizados en promocionar la imagen de la alcaldesa y que la ATM asume el control de esa arteria podrían haberse destinado a realizar todas las obras emergentes que la zona requiere. Contrasta el exceso de propaganda con los parterres deteriorados, llenos de maleza y basura. Incluso con estructuras en mal estado o mal ubicadas que pueden poner en peligro la vida de quienes la transitan. Las numerosas ciudadelas que se ubican a lo largo de la vía a la Costa no cuentan con un gran parque, ni con suficientes rutas alternas que permitan descongestionar el complicado tráfico vehicular, que seguramente se incrementará ante la proliferación de nuevos centros comerciales y gastronómicos. También la ciclovía se encuentra en estado de abandono.

Las autoridades tienen la obligación de gestionar eficientemente el dinero de los contribuyentes en función de sus necesidades prioritarias.