Uso político de medicamentos

  Editoriales

Uso político de medicamentos

"Es obligatorio alertar sobre el uso indiscriminada de cualquier medicamento"

Sin entrar al debate respecto a los potenciales usos de la ivermectina como un medicamento para prevenir o curar la COVID-19, si cabe alertar a la ciudadanía sobre lo negativo de emplearlo masivamente en ánimo a desparasitarla. Es lamentable, aceptando su buena intención, que una autoridad municipal evidencie su fracaso en educar en el uso de calzado, proporcionar agua potable y una adecuada disposición de excretas a toda la población, de modo que esta no se infeste con los parásitos que la ausencia de servicios públicos elementales determina, y se dedique ahora a repartir, sin prescripción médica, un determinado vermicida: la ivermectina, con el riesgo adicional de hacerlo en un momento en que mucha gente cree que el fármaco mencionado tiene acción protectora contra la COVID-19.

Cabe insistir, para que no se produzcan equívocas sensaciones de encontrarse protegido, que la prudencia indica que la mascarilla, la desinfección de las manos y el distanciamiento físico, que no social, son las mejores medidas de seguridad. Por lo demás, deben las autoridades controlar la especulación en la venta de los productos que contienen ivermectina, cuyo precio se ha visto triplicado ante el inusitado incremento de su demanda, y también la peligrosa automedicación en dosificaciones aleatorias.