Más necesario que nunca

  Editoriales

Más necesario que nunca

"Ya antes de la crisis sanitaria por coronavirus se evidenció la falta de suficientes áreas verdes en Guayaquil y en Samborondón"

La diversión y la recreación han debido repensarse a partir de la pandemia, para evitar la interacción de multitudes que no guarden la distancia social obligatoria de 2 metros.

Por eso la necesidad de amplias áreas verdes, donde la población pueda realizar actividades deportivas y de esparcimiento, sin riesgo o con mínimas probabilidades de contagio por no estar en espacios cerrados ni limitados, pese a la afluencia de público, debe ser atendida a la brevedad por las autoridades. Si bien estas no estarán listas de inmediato porque habilitarlas requerirá trámites y tiempo, a mediano plazo puede dotarse a la ciudad y a los cantones circundantes de parques y zonas recreativas por medio de la expropiación de edificios en desuso, terrenos baldíos, etc. También se debe mejorar la infraestructura de los parques existentes y dotarlos de extensas praderas de césped y abundante sombra por medio de la siembra de árboles nativos, lo cual contribuirá a disminuir la temperatura y a oxigenar el aire.

Ya antes de la crisis sanitaria por coronavirus se evidenció la falta de suficientes áreas verdes en Guayaquil y en Samborondón. Ahora más que nunca, solucionar esta deficiencia es un tema prioritario para todas las municipalidades. La ciudadanía tiene derecho a entretenerse con seguridad.