Editoriales

¿Podemos ser magneto de inversiones?

Hemos estado en desventaja frente a nuestros vecinos, pero hoy las circunstancias lucen favorables para hacer las cosas bien...

¡Seguridad jurídica! Es el ingrediente básico que el Ecuador requiere para potenciarse como un magneto de inversiones, financieras y reales, y para empujar la inversión de los emprendedores y empresarios que están dispuestos a tomar los riesgos que toda iniciativa económica requiere. Hemos estado en desventaja frente a nuestros vecinos, pero hoy las circunstancias lucen favorables para hacer las cosas bien y dejar atrás la percepción de incumplimientos, abusos y cambios aleatorios en las leyes y decisiones que, al afectar las condiciones negociadas en los contratos, provocaron la aprehensión y desconfianza de los capitales.

Mercados competitivos, tramitología sencilla, limitada discrecionalidad, regulación rigurosa pero no engorrosa, son coadyuvantes al atractivo, como lo es “la limpia” contra la corrupción. Son características que deben ser permanentes pues, lo que haga bien un gobierno, no puede ser borrado por la sucesión. El país necesita un ‘marketing’ inteligente. Hay sectores como la minería, el petróleo, el turismo, las telecomunicaciones, la pesca y la agricultura, que están, todos, en capacidad de beneficiarse, de crear valor agregado y empleo; de guiarnos en el tránsito del camino de la paz social y la prosperidad.