Las lecciones de los vecinos

  Editoriales

Las lecciones de los vecinos

"Las clases políticas de los países del vecindario, la de Ecuador incluida, deberían aprender de los errores ajenos, dando muestras claras de que trabajan para sacar la mayor cantidad de gente de la pobreza..."

Las protestas en Perú y las de hace un año en Chile invitan a preguntarse si pueden darse convulsiones similares en la región. Conocer las probabilidades de que ello suceda lleva a recordar dos de los motivos de fondo que generaron dichas manifestaciones. Analistas coinciden en que la desigualdad social y la sensación de que los políticos hacen oídos sordos de la realidad ciudadana fueron el combustible que se encendió con un chispazo. En el caso de Perú, el destello fue la cuestionada llegada al poder del presidente del Congreso, y en Chile, el aumento del pasaje del metro de Santiago, a lo que luego se sumaron exigencias de toda índole, hasta llegar al pedido de cambio de Constitución.

Las clases políticas de los países del vecindario, la de Ecuador incluida, deberían aprender de los errores ajenos, dando muestras claras de que trabajan para sacar la mayor cantidad de gente de la pobreza, con responsabilidad, respetando las reglas políticas y económicas. Asimismo, demostrar que se gobierna con transparencia y sin intereses subrepticios. Si no, la región apunta a ser una bomba de tiempo. Y de cara a las elecciones, cada ciudadano ecuatoriano -antes de votar- tendría que plantearse cuáles de los candidatos al Ejecutivo y al Legislativo garantizan esa conducta de llegar al poder.