Editoriales

Lecciones positivas

"Son las lecciones valederas que se pueden arrancar de una crisis, cuyos desafíos también constituyen oportunidades para sacudir la creatividad"

La empresa privada está marcando la cancha del comportamiento responsable en época de pandemia, y el gobierno bien haría en tomar debida nota. No obstante la espectacular caída en la actividad económica, evidenciada en las ventas, se ha dado ejemplos de constancia, servicio, imaginación, flexibilidad y alto sentido de responsabilidad cívica y social. Notables y ejemplares son las medidas de bioseguridad, incluyendo el distanciamiento, uso de mascarillas, protocolos de desinfección, saneamiento ambiental, transporte y manejo financiero.

Son las lecciones valederas que se pueden arrancar de una crisis, cuyos desafíos también constituyen oportunidades para sacudir la creatividad. El comportamiento descrito tiene implicaciones sociales en la defensa de los puestos de empleo y los ingresos de los hogares. Más aún, esta actitud y logros contrasta con el desorden y la corrupción generalizada que carcome muchos actos de gobierno, y el total descalabro de las finanzas públicas. 

En vez de entorpecer el desempeño de la actividad privada las autoridades deben adoptar actitudes proactivas de colaboración y apertura. Al final del día, son momentos críticos en los que debe imperar el interés público.