Editoriales

Impresionante barbarie

"Es urgente la necesidad de retomar el control y la reforma del sistema penitenciarios del Ecuador"

Lo sucedido simultáneamente en tres recintos penitenciarios del país revela la ausencia casi absoluta de la presencia del Estado en el control de los mismos, que han pasado a ser el centro de la disputa de bandas delincuenciales que allí, o en la vía pública, dirimen sus tensiones de poder y control territorial.

Desde cuando se le advirtió al país que estábamos en riesgo de convertirnos en una narcodemocracia a la fecha, se han sucedido diversos hechos que corroboran que el aserto no era una exageración.

Por supuesto, más allá del escándalo producto de actos de barbarie destinados precisamente a intimidar, no es posible olvidar que el intolerable hacinamiento de la población carcelaria genera el clima propicio para toda suerte de aberrantes manifestaciones como la aquí comentada. Como acto de supervivencia, los reclusos se organizan en pandillas y desde sus celdas manejan sicariatos y todo otro género de acciones delictivas cotidianas y en aumento.

Cuando se somete a los seres humanos a condiciones de indignidad su comportamiento degenera y permiten que reluzcan las peores categorías de la especie. Asumir con urgencia la reforma del régimen penitenciario y tomar en serio el tema del narcotráfico en el Ecuador, son tareas urgentes.