Editoriales

Endeudamiento y mala práctica

"El mal manejo del crédito público es el talón de Aquiles de las finanzas públicas, y constituye una falla considerable en la gestión gubernamental"

¡El FMI viene al rescate! Hay que preguntar: ¿de quién? Son $ 2.000 millones que se suman al saldo del crédito público y que, tal como están las finanzas del Gobierno, servirán para cubrir décimos y aguinaldos para la burocracia. El uso de los recursos de capital provenientes del endeudamiento durante los dos últimos gobiernos supera con creces la formación bruta de capital fijo, revelando la desviación de ingresos de capital para el financiamiento de gasto corriente, en abierta violación del orden legal.

El mal manejo del crédito público es el talón de Aquiles de las finanzas públicas, y constituye una falla considerable en la gestión gubernamental. Si a ello unimos el hecho de que, cuando se utilizan los recursos en inversiones, estas están muchas veces mal concebidas, con sobreprecios y pobre utilización; el resultado final es más desalentador aún.

Se pinta así un panorama de estancamiento económico que va acompañado por el desempleo, el aumento de la marginalidad y el resquebrajamiento de la paz social. Es también el caldo de cultivo ideal para el populismo y sus falsas promesas de solución con ataques velados a la dolarización, más impuestos y mayor endeudamiento en condiciones lesivas e insustentables.